Inicio Análisis político Columnista MPV Conferencia Nacional de Mejora Regulatoria

Conferencia Nacional de Mejora Regulatoria

2540

Estimados lectores, en esta ocasión les escribo desde la 39ª Conferencia Nacional de Mejora Regulatoria que del 31 de octubre al 3 de noviembre se está celebrando en el vecino estado de Quintana Roo, por lo que obviamente esta columna tratará sobre los acontecimientos y resultados en esta materia que afortunadamente está creciendo a un ritmo exponencial, en interés, participación e involucramiento de autoridades de los tres órdenes de gobierno.

En este sentido la Conferencia Nacional se ha convertido en un espacio de resultados, que conjuga buenas voluntades y donde se respira mucha esperanza sobre el futuro que depara a nuestro país y Latinoamérica, en el que hoy están representados 23 estados y otros tantos municipios, así como seis países que conforman la Quinta Red Latinoamericana y del Caribe de Mejora Regulatoria.

En su discurso inaugural el director general de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, Mario Emilio Gutiérrez Caballero invitó a dialogar sobre las buenas prácticas regulatorias y el suministro mutuo de orientación y asistencia técnica. Lo acompañaron el secretario de Economía del Gobierno de la República, Ildefonso Guajardo Villarreal; el presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Francisco Javier Acuña Llamas, y el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón Castañón, entre otros.

Una participación muy importante fue precisamente la de Castañón, quien subrayó la importancia de generar valor a partir de las actividades diarias, tanto del sector empresarial como de los gobiernos. “Necesitamos generar valor y no pueden ser solo los empresarios, tiene que ver con una labor conjunta que se complemente con una política pública que facilite a las personas tener oportunidades de desarrollo, que estas personas cumplan con la ley al pagar sus impuestos y así generar las condiciones mínimas para que la ciudadanía pueda vivir mejor”, aseguró.

De igual manera durante la jornada el empresario presentó los resultados del 1er indicador del Observatorio Nacional de Mejora Regulatoria -el que por cierto colocó a Yucatán en la sexta posición nacional- que mide la política, las instituciones y las herramientas regulatorias de las 32 entidades del país y sus 32 capitales.

En la mesa del presídium estuvieron también el presidente del Instituto Nacional del Emprendedor, Alejandro Delgado Ayala y el coordinador general de Delegaciones Federales de la Secretaría de Economía, Jorge Cantú Balderrama.

Durante la jornada otra intervención relevante fue la de Gerardo Gutiérrez Candiani, Titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de Zonas Económicas Especiales, proyecto del Ejecutivo Federal que está en proceso de implementación y puede generar un impacto trascendental en el desarrollo económico nacional y más específicamente de las regiones que impactaría, entre ellas Puerto Progreso en Yucatán.

“Uno de los elementos críticos de este proyecto es implementar la Ventanilla Única de las Zonas que integrará trámites federales, estatales y municipales, en un esfuerzo conjunto que lleva un avance del 67% y será clave para ayudar y atraer a los inversionistas, acompañándolos durante el ciclo de vida de las empresas en cada zona. 50 de ellas ya se han acercado con cartas de intención para instalarse” mencionó el funcionario.

También se contó con la participación de Julio Alfonso Santaella Casteli, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía quién presentó la Primera Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental (ENCRIGE 2016) dirigida a empresas de los 42 municipios que concentran más del 80% de la actividad económica del país presentando datos muy importantes sobre todo en los temas de percepción de la corrupción

Lo más destacado tanto de las participaciones como de los instrumentos presentados es que se está desplegando una nueva cultura de la medición, en un país en el que por tradición el medirnos y evaluarnos nos causa pavor desde pequeños –gracias a los exámenes memorísticos-, o cómo varios de los actores mencionaron: una “Revolución Regulatoria” que sin duda traerá muchos beneficios en todos los sentidos, ya que solo aquello que es medido puede ser mejorado.

También deja varias tareas pendientes, cómo el trabajar en el diseño e implementación de mecanismos de protesta y participación ciudadana; el consolidar los órganos e instituciones sobre todo a los niveles estatal y municipal; el empoderamiento de los actores y promotores locales de la mejora regulatoria que día a día luchan para convencer, persuadir e influenciar en las demás autoridades; el apuntalar herramientas de mejora regulatoria ”interna” en las organizaciones de gobierno y pos supuesto darle una mayor difusión, promoción y espacio tanto a la política como a la agenda regulatoria.

Sin duda aquí se constata que vamos a buen ritmo, tanto en el país como en nuestro estado la Mejora Regulatoria tiene rumbo, por lo que vuelvo a señalar que el gobierno siguiente –lo mismo aplica para las demás entidades del país- no deberá apartarse del camino trazado. Mientras seguiré disfrutando de las ponencias y talleres, recuerden y celebren en estos días a sus difuntos y……nos leemos luego!