Inicio Noticias Nacionales ¿Convenía al gobierno de México compra de refinería Deer Park de Shell?

¿Convenía al gobierno de México compra de refinería Deer Park de Shell?

282

Compra de la refinería Deer Park ha puesto en duda la conveniencia de la apuesta por las refinerías del presidente López Obrador

 

NOTIPRESS.- Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con el respaldo del director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, celebró en conferencia matutina la compra de la refinaría Deer Park por parte de Pemex a la empresa estadounidense Shell. Con lo anterior, el gobierno mexicano pretende incrementar la producción de gasolinas para lograr la autosuficiencia en 2023. No obstante, la compra de la refinería trae consigo diversos cuestionamientos que ponen en duda su conveniencia.

Por un lado, existen argumentos a favor de la decisión impulsada por el gobierno de México, basados en la urgencia de modernizar y ampliar la capacidad de refinación petrolera en gasolinas. Ello, según fue reiterado varias veces por la actual secretaria de Energía, Rocío Nahle, durante la conferencia mañanera. Esto permitiría agregar valor a los productos en el proceso y permitiría desarrollar el sector de hidrocarburos como factor de desarrollo y fortalecer las finanzas públicas.

Del lado contrario, especialistas como Nymia Almeida, analista de la calificadora Moody’s, juzgan de mala inversión la compra de la refinería en Deer Park. “Va sufrir mucho el bolsillo de quien tenga que pagar la cuenta de un producto cuya demanda va bajando, y por lo tanto, sus precios”, declaró la especialista en entrevista a Forbes México. En esta tónica, se afirma que la empresa Shell, como muchas otras empresas en Estados Unidos, pretenden vender algunas refinerías para reducir la huella de carbono y comprometerse con energías más limpias.

Bajo este enfoque, la compra de la refinería de Deer Park resulta una mala inversión por parte del gobierno mexicano, ya que refuerza sectores de energías en paulatino decremento. Estas inversiones hacen que Pemex no fortalezca otras actividades como la elaboración de productos químicos o el negocio de las energías renovables.

Ante las posturas apelando a la inviabilidad de aumentar la capacidad de refinación, hay quienes argumentan una falta de realidad temporal en cuanto a la disminución del uso de hidrocarburos. Esto llevaría a repensar la refinería de Deer Park puesto que en los próximos lustros, los hidrocarburos seguirán siendo un motor importante de la economía mundial. Además, goza de un lugar preponderante en el abasto energético que no es posible suplir con energías limpias en el corto plazo.

En este sentido, con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2019, el parque vehicular en México tuvo un total de 50 millones de vehículos abastecidos con gasolinas, diésel o gas. De estos, tan solo 24 mil 405 vehículos son eléctricos o híbridos lo cual ilustra la imposibilidad de sustituir en el corto plazo las energías fósiles.

Tras los 600 millones de dólares desembolsados para comprar el 50% de las acciones de la refinería Deer Park habrá que evaluar en el futuro cercano su conveniencia. Como podemos observar con las diversas opiniones, lo dicho por López Obrador, sobre la autosuficiencia en gasolinas para 2023 tras la compra de la refinería en Houston, Texas, es cuestionable y habrá que validarlo en el futuro próximo.