Inicio Noticias Internacional Costa Rica y el PNUD buscan garantizar el acceso a agua potable...

Costa Rica y el PNUD buscan garantizar el acceso a agua potable ante emergencias

155

San José, 10 mar (EFE).- Costa Rica y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) buscan garantizar el servicio de agua potable ante condiciones de emergencia y desastres en la zona norte del país, informó este jueves una fuente oficial.

La Casa Presidencial indicó en un comunicado de prensa que el PNUD junto con el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AYA) trabajaron en coordinación con 12 acueductos comunales de San Carlos, Sarapiquí, Upala y Guatuso, en la zona norte, para apoyar la rehabilitación y adaptación al cambio climático de los servicios tras los fuertes daños en julio 2021 debido a las lluvias.

«Todos los años gran parte de la población rural ve interrumpido el servicio de agua por afectaciones en las líneas de tubería y fuentes de agua que ocasionan los eventos climáticos. El año pasado la zona norte fue afectada. Crear alianzas como ésta contribuye a prevenir y fortalecer el trabajo de laos acueductos comunales», explicó presidente ejecutivo de AyA, Tomás Martínez.

La inversión del proyecto fue de 100.000 dólares, de los cuales el 50 % los aportó PNUD y el restante fue brindado por los acueductos rurales participantes, quienes contribuyeron para las obras de instalación.

Las autoridades explicaron que las medidas de adaptación consistieron en sustituir 4.500 metros de tubería de PVC por otra de polietileno de alta densidad (PEAD), en zonas de topografía compleja como pasos sobre ríos, acometidas en montaña, captaciones y otros componentes altamente vulnerables.

«Reconocemos la necesidad de implementar medidas que se adapten a los nuevos desafíos del cambio climático desde el mismo diseño y planificación. Al garantizar el agua potable en condiciones de emergencia también garantizamos salud, higiene, desarrollo y bienestar», dijo el representante del PNUD, José Vicente Troya.

El experto del PNUD añadió que los cambios realizados en los acueductos tendrán un «impacto directo en la reducción de los costos de reconstrucción» luego de que suceda un desastre o emergencia.

El Gobierno destacó que la nueva infraestructura permitirá contar con un sistema de acueductos eficientes y sostenibles, que faciliten el acceso al agua para el consumo y la producción, mientras que permitirá beneficiar a casi 21.000 personas.

Además de las medidas de adaptación, se desarrolló el levantamiento topográfico digital de 10 acueductos mediante sistemas de información Ggeográfica para disponer de información como las amenazas a las que están expuestos, y de esta manera apoyar la toma de decisiones para la protección de los sistemas.