Inicio Noticias Nacionales Créditos y financiamientos cambiaron su dinámica tras la pandemia

Créditos y financiamientos cambiaron su dinámica tras la pandemia

231

Inclusión tecnológica ayudará a obtener respuestas ágiles sobre posibles líneas de financiamiento

 

NOTIPRESS.- De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la crisis financiera por la pandemia de Covid-19 afectó al 87 por ciento de las empresas mexicanas. Asimismo, un 40 por ciento se vio en la necesidad de aplazar sus créditos, y un 30 por ciento de solicitar nuevos financiamientos. Bajo este contexto, existen factores que cambiaron la dinámica del crédito empresarial en México, entre ellos la inclusión tecnológica y la participación de diversos actores diferentes a la banca tradicional. De igual forma influyeron los sectores que tuvieron mayor recepción de créditos y financiamientos, así como los modelos de negocio flexible.

 

La inclusión tecnológica cobró aún más relevancia con la entrada de la pandemia de Covid-19, pues es clave para superar la desaceleración en el consumo. Según la Asociación de Emprendedores de México (ASEM), durante 2020 se duplicó el número de pymes que aceleraron su proceso de digitalización. En este sentido, el cambio en patrones de compra, la velocidad de respuesta demandada por los consumidores, así como la necesidad de reducir obstáculos en el proceso de adquisición impulsaron a las pymes a buscar nuevas dinámicas de mercado.

 

Serfimex Capital, sofom especializada en soluciones y financiamiento personalizado de activos, compartió con NotiPress, la inclusión tecnológica ayudará a obtener respuestas ágiles sobre posibles líneas de financiamiento que fabricantes y distribuidores requieren presentar a sus clientes. A través de su Vendor Program los expertos de esta sofom buscan que sus clientes cuenten con un brazo financiero virtual. En este sentido, el proveedor reducirá su carga financiera, recibirá su pago íntegro de forma expedita y mantendrá el financiamiento requerido por sus usuarios.

 

Por otro lado, la participación de otros actores diferentes a la banca tradicional también tomó relevancia en la dinámica del crédito empresarial tras la emergencia sanitaria. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa para los Usuarios de Servicios Financieros, las Sofomes constituyen el 60 por ciento de los intermediarios financieros en México, con una cartera de crédito a marzo de 2021 de 467 mil millones de pesos. Asimismo, representan el 20 por ciento del financiamiento del sector privado del país, siendo un actor activo en cuestiones de financiamiento, flexibilidad, velocidad y personalización de servicios.

 

Durante el periodo de marzo a diciembre de 2020, la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom) reportó un alza en la solicitud de créditos por parte de las pymes en México. En la misma lógica, el Banco de México aseguró, el 60 por ciento de las empresas en México obtiene su primera línea de financiamiento de una sofom.

 

Sectores como el inmobiliario, gobierno, industrial y retail lograron captar créditos empresariales y reportaron un crecimiento a pesar de la pandemia, indicó César Gargari Hinojosa, socio fundador de Credit Brokers para NotiPress. Durante los primeros meses de la emergencia sanitaria, las instituciones financieras tradicionales, especialmente bancos, se enfocaron en los clientes mejor posicionados. Asimismo, le dieron prioridad a aquellos sectores que necesitaban impulsar para su recuperación frente a la pandemia. En este contexto, Credit Brokers logró colocar alrededor de 675 millones de pesos en la industria inmobiliaria.

 

Frente a las dinámicas de los créditos empresariales tras la pandemia, los sectores de construcción y vivienda se enfrentaron al cierre de créditos, mismos que se reanudaron a partir del relajamiento de las medidas de confinamiento. Bajo esta línea, Legal Global Consulting y Serfimex Capital firmaron una alianza en octubre de 2020 para apoyar a desarrolladores, inversionistas, asesores inmobiliarios y clientes.

 

A propósito del sector gobierno, Gargari indicó, los proveedores gubernamentales comenzaron la pandemia con muchos préstamos detenidos. Instituciones como Petróleos Mexicanos (Pemex) guardan una relación volátil y desfavorable con las instituciones financieras; “Pemex está prácticamente vetado de los bancos”, comentó Gargari Hinojosa. Sin embargo, este proceso comenzó desde el cambio de gobierno con el presidente Andrés Manuel López Obrador, y existen proyectos con mejores rendiciones de cuentas y pagos que les permiten una captación de créditos.

 

Los sectores industrial y retail muestran un crecimiento importante en líneas de crédito. Esto se debe a la importancia que cobraron durante el confinamiento sanitario, así como relaciones favorables con instituciones financieras desde el inicio de la pandemia. En este sentido, los bancos no solicitaron un número elevado de garantías para créditos en estos sectores.

 

Con el reajuste en los mercados ocasionado por la pandemia en 2020, las opciones tradicionales de financiamiento resultaron insuficientes para las pymes. En esta lógica, los grandes bancos asumieron una posición conservadora en cuanto a financiamiento de pequeñas y medianas empresas. En un comunicado enviado a NotiPress, Alfonso Vega, director de arrendamiento de Serfimex Capital aseguró, no se trata de aplicar el potencial total de la línea de crédito, sino de contar con disponibilidad para enfrentar oportunidades o necesidades que se presenten, es decir, contar con un modelo de negocio flexible. Las sofomes cuentan con instrumentos financieros como arrendamiento, factoraje, créditos simples, entre otras herramientas para apuntalar los flujos de caja.

 

El aumento en el uso de las sofomes para buscar financiamiento radica en su oferta y flexibilidad de productos y servicios. Estas entidades financieras posibilitan el trabajo cercano e inmediato con las pymes, volviéndose uno de los participantes clave en el cambio de dinámica del crédito empresarial en México.