Inicio Noticias Ciencia y tecnología Cuáles son las pérdidas por minuto al no funcionar las redes de...

Cuáles son las pérdidas por minuto al no funcionar las redes de TIC en una empresa

376

Gartner, empresa de investigación, señala una pérdida de 5,600 dólares por minuto al no funcionar las redes de TIC de una empresa

 

NOTIPRESS.- El área de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de una empresa es de suma importancia, principalmente en un mundo donde la transformación digital se ha acelerado tanto por la pandemia de la Covid-19. En este contexto, es indispensable que la infraestructura digital funcione adecuadamente, con el máximo rendimiento y confiabilidad. En este sentido, según un informe de la empresa de investigación y asesoramiento Gartner, las pérdidas monetarias por minuto a causa de la inactividad de las redes de TIC de una empresa puede alcanzar los 5,600 dólares.

Para este cálculo, Gartner ha tomado en cuenta una variación que depende de las características propias de un negocio y su entorno. La cifra se alcanza, además, sumando las pérdidas en ventas, productividad y añadiendo el coste de una recuperación del sistema y también otros costos, como pérdidas relacionadas con el valor de la marca. Con esta problemática en mente, la empresa de tecnologías de la información (TI) Paessler, realizó una encuesta con los administradores de red de cientos de empresas alrededor del mundo. Ellos trabajan en evitar pérdidas como las mencionadas por Gartner, con el fin de identificar los principales desafíos de mayor impacto para la continuidad de los negocios.

La primera problemática es la conectividad de red. Como elemento crucial para cualquier empresa, el rendimiento de las redes debe supervisarse constantemente, con el objetivo de reaccionar oportunamente a los problemas a fin de resolverlos antes de que el cliente o el usuario lo note. Hay distintos tipos de sensores destinados a comprobar el rendimiento y la disponibilidad de una red, afirma Paessler. Estos son capaces de informar tan pronto un dispositivo sea inaccesible, de monitorear los parámetros básicos de una red y otros capaces de monitorear por igual el estado de las partes físicas o de hardware y algunos dispositivos del Internet de las Cosas (IoT).

Cuellos de botella en el ancho de banda es el segundo desafío identificado. Cuando éste es insuficiente, inmediatamente ocurren disrupciones en la entrega de archivos de voz y de imagen. Para esto existen igualmente diferentes sensores que ayudan a detectar cuellos de botella en la red y resolverlos.

La carencia de espacio en el servidor es también otro desafío para los administradores de red. La escasez de espacio de almacenamiento es capaz de alentar el servidor o incluso causar un cese en su funcionamiento. Sensores de almacenamiento y servidor de archivos podrían alertar si el espacio de almacenamiento disponible comienza a consumirse inusualmente rápido, permitiendo al administrador de red actuar oportunamente, evitando periodos de inactividad.

Según Paessler, las violaciones de seguridad deben recibir la mayor atención posible. Para este desafío, se debe contar con redes estables que garanticen la continuidad permanente de la videovigilancia. En este contexto, un sistema central monitoreando los equipos clásicos de TI como de CCTV contribuye a reducir el tiempo necesario para localizar problemas en la red.

Finalmente, el quinto desafío más frecuente corresponde a problemas con el proveedor de servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés). La falta de conexión con el ISP puede afectar, por ejemplo, a las tiendas en línea de un negocio, transformándose entonces en pérdidas económicas significativas y clientes insatisfechos. Plataformas con múltiples sensores HTTP pueden informar al administrador de red si hay páginas web externas o internas disponibles y cuánto tiempo toma cargarlas completamente. A través de esta información permiten concluir eficazmente si se enfrenta una problemática selectiva o bien, una falla en la conexión a Internet.

No obstante, la transformación digital no ha presentado desafíos únicamente a negocios y empresas. El sector gubernamental alrededor del mundo también ha enfrentado dificultades para mantener sus sistemas de TIC óptimos para funcionar bajo los requerimientos de la nueva normalidad. Según la empresa proveedora de software de virtualización VMware, entre estos retos y desafíos se encuentra la obsolescencia de algunos equipos; dificultades en el manejo de silos debido a componentes o plataformas no consistentes; presupuestos limitados, así como la necesidad de una seguridad fuerte dentro de los centros de datos con el fin de impedir ataques a sitios web públicos y el robo de la información de sus usuarios.

De acuerdo a los especialistas, ya sea en empresas o en el sector gobierno, una falla en el funcionamiento de las redes de TIC que resulte en la interrupción del servicio es altamente costosa para estas organizaciones. Por ello recomiendan, en esta creciente digitalización de la economía, expandir las plataformas de sensores para monitoreo de las redes, a fin de mantener activa en todo momento la infraestructura de red responsable de mantener funcionando organizaciones y negocios.