Inicio Noticias Internacional Cuidar del medio ambiente, una solución a las migraciones forzadas por el...

Cuidar del medio ambiente, una solución a las migraciones forzadas por el clima en Haití

229

Uno de los problemas de Haití es la gestión de los residuos que sigue siendo muy rudimentaria y mucho peor que en otros países de la región. El reciclamiento significaría la reducción de los deshechos y la mitigación del entorno natural, además de otra serie de beneficios, como la creación de puestos de trabajo.

 

El terremoto de agosto que azotó el país y el impacto de la crisis climática ha supuesto un incremento de las migraciones. Los desplazamientos en condiciones de riesgo a los que se ven obligados muchos haitianos podría reducirse gracias a una iniciativa ecológica que tiene como objetivo atajar la degradación medioambiental.

La propuesta lanzada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de las Naciones Unidas no sólo supondría una mejora del medio ambiente, sino que también podría proporcionar nuevas viviendas resistentes a los desastres naturales.

En vísperas del Día Internacional del Migrante, que se celebra cada año el 18 de diciembre, ONU Haití analiza cómo el reciclaje podría favorecer que la gente permaneciera en su país de origen en lugar de arriesgarse a emigrar por vías extraoficiales o irregulares. 

¿Cuál es el estado del medio ambiente en Haití?

El medio natural de Haití está en declive desde hace tiempo; la erosión del suelo y los corrimientos de tierra relacionados con la deforestación, el aumento de la contaminación y de los residuos como consecuencia de la urbanización y una serie de catástrofes naturales han provocado el deterioro del ecosistema. Los efectos del cambio climático no han hecho más que agravar la situación actual.

Estas condiciones debilitan al país, provocando la inseguridad alimentaria y un aumento de la migración.

Uno de los problemas de Haití es la gestión de los residuos que sigue siendo muy rudimentaria y mucho peor que en otros países de la región. El reciclamiento significaría la reducción de los deshechos y la mitigación del entorno natural, además de otra serie de beneficios, aunque fuera a pequeña escala.

¿Cuáles son las tendencias migratorias en Haití?

Un número cada vez mayor de migrantes abandona Haití por diversas razones en la actualidad. La pobreza y los factores económicos, como la falta de empleo y de oportunidades, se encuentran entre los principales motivos, pero las preocupaciones relacionadas con la seguridad, especialmente en la capital, Puerto Príncipe, son también significativas.

El terremoto de agosto de 2021 y otras cuestiones estrechamente relacionadas con el clima son otras de las razones que llevan a muchas personas a abandonar sus hogares.

La migración no es el problema; lo preocupante es que los que migran son en su mayoría los más pobres y en situación de vulnerabilidad. Así que es más probable que emigren por vías irregulares, como por mar, lo que a menudo es más peligroso que una migración planificada.

Migración y clima

Una de las causas para abandonar el país de origen es la incapacidad de mantener los medios de subsistencia; esto ocurre especialmente en las zonas rurales.

La devastación ecológica incrementa la posibilidad de huracanes, inundaciones, sequías y terremotos, a los que Haití ya es especialmente susceptible. Esta combinación de elementos hace que la gente se encuentre en situaciones de inestabilidad, especialmente cuando no pueden acceder a un empleo o servicios básicos como la atención sanitaria y la educación.

Las investigaciones apuntan a que cuando las personas son más vulnerables, especialmente debido a este tipo de fenómenos extremos, es más probable que migren en busca de mayor seguridad y, en última instancia, de una vida mejor.

El reciclaje de plásticos, una solución para Haití

El reciclaje de plásticos puede contribuir a un medio ambiente más limpio, menos contaminado y, por tanto, más saludable. Además, crea puestos de trabajo, lo que da a la gente una razón para quedarse en su país.

El proyecto de la agencia de la ONU, en colaboración con el gobierno haitiano y organizaciones de reciclaje, pretende multiplicar las ventajas del reutilizamiento.

Para ello, desarrollará un material de construcción innovador y sostenible a partir de los residuos de plástico, que podrá utilizarse para construir casas más sólidas que aguanten ante las condiciones meteorológicas extremas, como huracanes e inundaciones, y a los fenómenos naturales, como los terremotos.

Esto significará que menos personas en Haití se verían forzadas a desplazarse fuera de su país.

Pero el reciclaje no es la única solución

Reciclar es tan solo una de las muchas intervenciones que pueden frenar el desgaste medioambiental y contribuir a frenar los movimientos migratorios irregulares e inseguros.

Este proyecto podría servir también para crear sinergias con otros aspectos de una agenda de acción medioambiental y climática, como la reforestación, la producción de energía sostenible y una economía circular en la que el material considerado como residuo se reutilice en lugar de eliminarse.

 

 

 

 

Boletín de prensa de la ONU