Inicio Análisis político Desde el Olimpo meridano Desde el Olimpo …

Desde el Olimpo …

1957

Desde el Olimpo … parte II

En el seno del “Castillo” mejor conocido por la plebe como el Ayuntamiento de Mérida, suelen pasar cosas, muchas cosas que trastocan la emoción del alcalde y sus compinches … aquí el segundo capítulo de ésta gran “Novela”

1.- Meditabundo, sabedor que la “guerra” es en el ámbito mediático para posicionar su “liderazgo” el alcalde Renán pregunta a sus “asesores de comunicación”: ¿Y ahora qué hacemos?, – vamos a seguir dando nota mi querido Renán le dijo el “chobas”, – ajá ¿y que tienen en mente?, – a nuestro “chobas” se le ocurrió que marques distancia con la glorieta de la “paz” – reviró el “chismoso”. ¿Y cómo haremos eso?, inquirió Renán, – fácil, abundó el “chismoso”, corta el derrotero de la Bici Ruta este Domingo, para que llegue hasta las rieles del tren y así, dejas fuera al “paso deprimido” de tan malos recuerdos para ti, con ello dejas en claro que esa es una obra del “mal” a la que repudian los meridanos “bien nacidos” -, ¡genial! respondió con enjundia el alcalde petizo. “Es una buena idea que se le ocurrió al buen “chismoso” dijo el “chobas” gozando el momento, – y lo justificas diciendo cualquier cosa, que te lo pidieron los empresarios porque afea la imagen de la zona, algo así – remató el “chismoso”, – ¡bien jugao!, a Rommel y a César les gustará la idea – precisó el primer edil. (“Chobas” guiña el ojo izquierdo y el “chismoso” sonríe, como siempre, es su sello) … Y llegó el Domingo 9 de septiembre del 2012, a las 7 horas en punto, diversas empresas llegaron a la Glorieta de la Paz prestos como cada domingo a “alegrar” el ambiente, la Cía. Telcel llegó con su personal y varias bicicletas que facilitan a los paseantes de forma gratuita para promover su marca,  ¡y que se llevan la sorpresa de que la Glorieta de la Paz, ya no es parte del derrotero de la Bici Ruta, -¡y ora! – preguntó el líder del grupo, – no sé – respondió desconcertada una edecán vestida con elegante traje Telcel, – ¡no mames! – dijo uno de los cargadores … – penoso -, nunca les avisaron de tal medida anunciada por el alcalde; y fue hasta las 11 horas que encontraron una respuesta y un lugarcito para poner su stand. Pero las cosas no terminaron allí, las víctimas de la decisión del Alcalde Renán se incrementaron: ciclistas frecuentes que gustaban de bajar por el puente de la Glorieta de la Paz para sentir “la emoción vibrante” del inclinado asfalto, fueron impedidos por dos gendarmes para hacer la travesía acostumbrada – ¿y qué onda we?,  – son órdenes jefe, – ¿de quién we?, – pos del macizo, – ¿de Renán Barrera?, – ¿pos hay otro?, – ¡uta, ya nos jodieron we! ¡así la bici ruta está de weba we!, – pos, ni modo jefe, hágase pa’ lla’, -¿y por qué hace esto el alcalde Renán? – “mire jovencito, a nosotros no nos importan las fobias del jefe, solo cumplimos la orden y ya, así que ¡jálele pa’ ese lado!. Todo un drama, y todo por una “fobia” del alcalde, – ni modo we, así le ha de ir al … –

 

II.- Furibunda, frustrada, e inconsolable se encontraba la “tostada” -¡“Mal agradecida”!, ¡“desgraciada”!, ¡“traidora”!, snif, snif, – tranquila Claudia, a ver cálmate, ¿qué tienes?, – ¡la desvergonzada destruyó los archivos de Shakira y de la Glorieta de la Paz!, – ¡¿cómo?!, ¡¿quién hizo eso?! – “la pinche Barbudo” – ¡No mames! –, “siiiiiiiiiii” … ¡cielos! … el momento era dramático, ¿cómo decirle a Renán Barrera que los casos de Shakira y de la Glorieta están cerrados por no existir expedientes?, ¿cómo explicar que ya no meterían al bote a nadie?, ¿y el botín?, ¿y el Didy qué va a decir? – Pobre Renán ¡lo van a regañar por …! Claudia estaba inconsolable, “la Barbudo” le había asestado tremenda puñalada “justiciera”. Y es que se acostumbró a pisarle siempre el cuello a la pobre de Aracelly. Siempre fue su jefa desde los tiempos en los que trabajaba para “Tico” Reyes, “que Aracelly haga esto”, “que Aracelly haga aquello”, “velo con Aracelly”; pero las cosas cambiaron cuando el PAN perdió la presidencia municipal de Mérida en el 2010 y “la Barbudo” decidió quedarse en el Ayuntamiento, luego de que su “jefa” le sentenciara a vivir de la limosna. La vida dio una vuelta y de regreso, la ex regidora se volvió a encaramar en el cargo antiguo, la llamó a cuentas, la humilló y le exigió el expediente del concierto de “Shakira” no sin antes advertirle que se iría de “patitas” en la calle por “traidora” (¿y el humanismo?, ¿y el “don de perdonar”?). El resultado de tanta humillación fue … la venganza de “la Barbudo”. Mientras Shakira y La Glorieta les dicen a Renán “hasta la vista baby” …