Inicio Noticias Nacionales Destituyen a Juez por corrupto

Destituyen a Juez por corrupto

566
0
alt

 

El órgano del Poder Judicial de la Federación encargado de la administración, vigilancia y disciplina de los tribunales y juzgados del país, notificó hoy al juez Luis Alberto Ibarra Navarrete esta decisión.

El CJF subrayó que continuará con la vigilancia de la actuación de sus miembros y enfatizó que la sanción impuesta “constituye una medida ejemplar para desalentar tales conductas entre los funcionarios del Poder Judicial de la Federación”.

El Pleno del CJF tomó la decisión desde el pasado 6 de julio luego de que recibió denuncias de parte de los trabajadores del juzgado, quienes dijeron que fueron objeto de amenazas y malos tratos de parte del juzgador.

Ibarra Navarrete, en su cargo de juez Primero de Distrito en materia administrativa, con sede en Guadalajara, delegaba sus funciones en los secretarios y actuarios del órgano jurisdiccional, a fin de retirarse temprano y no regresar a laborar.

El CJF puntualizó que estas conductas afectaban de forma directa la función jurisdiccional, pues se trata de actos graves debido a que las decisiones que se emitieron eran de su exclusiva competencia y no se podían encomendar a los funcionarios mencionados.

De la misma forma, el Consejo comprobó que utilizó recursos materiales y humanos de forma irregular para labores distintas a las encomendadas.

En este sentido, dio a conocer que el juzgador ordenó la elaboración de medios de defensa para que una de sus hermanas, quien es magistrada de la Primera Sala del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, no fuera cambiada de adscripción.

Además, otorgó el puesto de secretario particular a uno de sus hermanos, luego de despedir al anterior, y permitía que su familiar cobrara un sueldo sin presentarse a laborar.

El CJF determinó que todas estas acciones se apartan de los principios que rigen el correcto ejercicio de la función jurisdiccional, razón por la cual determinó procedente la destitución del juez.

Esta decisión se tomó con base en las facultades que le otorgan al Consejo de la Judicatura, la Constitución, la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos y su normatividad correspondiente