Inicio Noticias Internacional Detienen a cinco camioneros en Paraguay acusados de extorsionar al Gobierno

Detienen a cinco camioneros en Paraguay acusados de extorsionar al Gobierno

163

Asunción, 13 abr (EFE).- Cinco líderes de los gremios de camioneros en Paraguay fueron detenidos este miércoles acusados de presuntamente exigir al Gobierno una «fuerte suma de dinero» a cambio de no convocar a protestas y bloqueos de vías.

Así lo anunciaron en una rueda de prensa el ministro del Interior, Federico González, y la fiscal anticorrupción Liliana Alcaraz.

Los detenidos son el presidente de la Federación de Camioneros del Paraguay, Ángel Zaracho, y el titular de la Federación de Transportistas Autónomos del Paraguay, Roberto Almirón.

También fueron arrestados los dirigentes Vicente Medina, Juan Friedelin, y Julio César Solaeche.

Las identidades de estas personas no fueron reveladas inicialmente por los funcionarios, sino dadas a conocer por medios locales y se confirmaron tras las comparecencia de ellas ante la Fiscalía.

González dijo que presentó una denuncia ante el Ministerio Público debido a la «extorsión a la que estaba siendo sometido el Gobierno por parte de camioneros que venían cerrando rutas y caminos». Se abstuvo de precisar nombres o el monto presuntamente exigido.

Por su parte, Alcaraz explicó que hubo un pedido de una «fuerte suma de dinero» a cambio de no llevar adelante «medidas de fuerza».

Horas después, señaló, citando la denuncia formulada por el ministro, que hubo una solicitud inicial de un millón de dólares, cifra que se redujo hasta los 300.000 dólares.

Este miércoles, agregó Alcaraz en un video difundido en las redes sociales de la Fiscalía, la suma que se entregó como parte de la operación fue de 50.000 dólares.

La funcionaria detalló que durante la investigación solicitaron autorización judicial para filmar y grabar «entrevistas personales» que sostuvo González con cinco personas.

Según la funcionaria, una persona de las involucradas fue detenida en el Ministerio del Interior, después de presuntamente recibir dinero que había sido previamente autenticado.

Los otros detenidos se encontraban en un estacionamiento.

Para la fiscal, se trataría de un «hecho punible de extorsión», que puede acarrear una pena de hasta cinco años de cárcel.

En una conferencia de prensa, otros dirigentes de los camioneros se disculparon por lo ocurrido y se deslindaron de lo ocurrido.

No obstante, el presidente de la Central Obrera y Transporte del Paraguay, Juan Villalba, anticipó que no retrocederán «con esto que pasó» y no descartó la posibilidad de que haya manifestaciones a partir del lunes.

Los detenidos comparecieron en la tarde de este miércoles ante el Ministerio Público, pero se abstuvieron de declarar.

A su salida de la Fiscalía, Zaracho dijo a los periodistas que «en su momento» demostrarán su inocencia y pidió se respete el debido proceso.

Paraguay fue escenario, a mediados de marzo pasado, de protestas y bloqueos de vías para exigir una rebaja de los combustibles, ante la escalada de los precios en los últimos meses.