Inicio Análisis político Alejandro López Munguía “El gordito Marín”, destinado al tercer lugar.

“El gordito Marín”, destinado al tercer lugar.

2819
0

 

“El gordito Marin”, destinado al tercer lugar.

Entiendo la intensidad del halago de quienes lo aprecian, incluso de quienes no apreciándolo, lo reconocen como un político de abolengo y miembro distinguido del poder político en la entidad, e incluso en el país. Sin embargo, el ya famoso “gordito Marín” está destinado a ocupar el tercer lugar en la jornada electoral del próximo 6 de junio.

Frente a un hartazgo social, la campaña del Senador con licencia simplemente es obsoleta.

Son muchos los errores que su equipo de campaña ha cometido, pero principalmente uno, ha sido realmente desastroso: la pérdida de tiempo. Y es que, han perdido mucho tiempo en aprovechar todas sus cualidades.

Fue horroroso ver cómo destrozaron su perfil político al someterlo a llevar una estrategia de marketing que le proyectó equivocadamente. De “Prócer” lo bajaron al nivel más ínfimo de la fiesta “el gordito Marín”. Y aunque ya le bajaron a su intención, el daño ya está hecho.

Complementa tu lectura:

http://www.mipuntodevista.com.mx/de-procer-a-gordito-marin-que-mala-estrategia/

La campaña de Ramírez Marín nunca levantó, y nunca despertó el ánimo de una sociedad que está harta hasta los huesos de tanta porquería política. Los asesores nunca le dijeron al dos veces presidente de la mesa directiva de la cámara de diputados, que sus negativos están severamente ligados al hartazgo social y prefirieron hacer “como que no son importantes y que la gente olvida todo en campaña, porque literalmente es una fiesta”. Error, grave error.

Ahora intentan cambiar las cosas en base a forzarlas. Promueven mediáticamente que está ganando la elección y que su triunfo es inevitable. Total, el día de la derrota simplemente se darán la vuelta y se irán a sus casas a continuar con sus vidas, dejando a toda la gente como siempre, “bailando en la loma”, nada más que ahora con la cancioncita de “el gordito Marín”.

Mala definición del escenario, mala planeación, mala estructuración del mensaje, mala proyección de la personalidad del candidato. En definitiva, mala forma de llevar la campaña de un hombre que no se merecía una campaña mediocre. Jorge Carlos merecía ser el protagonista de una fiesta democrática tan esperada, como anhelada por miles de priistas que aguantaron vara y que a pesar de todo, se quedaron en el partido.

Como dijo Carlos Pavón, actual directivo del CDE del PRI en Yucatán en su famoso audio, “el gordito Marín” se regresará al Senado y todos los demás se quedarán sin nada. ¿A dónde se irán?. Claro, a Morena. No hay de otra. La puerta de entrada para muchos priístas es Verónica Camino, sin embargo, para ingresar a Morena hay muchos otros accesos.

Las cartas están sobre la mesa, el destino de Ramírez Marín está trazado, será tercero en los resultados finales del 6 de junio. Él lo sabe y su equipo también. No hay secretos, no en esta elección donde el pueblo de Yucatán que vive en las colonias, las comisarías, los fraccionamientos, manifiesta sin problemas su hartazgo por más de lo mismo, su hartazgo por más de los mismos. Y Jorge Carlos significa más de todo eso.

Complementa tu lectura:

http://www.mipuntodevista.com.mx/la-verdadera-batalla-de-el-gordito-marin/