Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll El miedo no anda en burro ¿verdad César Bojórquez?

El miedo no anda en burro ¿verdad César Bojórquez?

902

El día de hoy hemos sido bombardeados los meridanos con desplegados y correos electrónicos firmados por César Bojórquez, enviados estos últimos por la compañía de publicidad de Diario De Yucatán, uno de los medios que se ha dado a la tarea de defender la caida de imagen del Alcalde meridano.

"El que nada debe, nada teme".

Apenas anunciada la renuncia de Cecilia Flores hace ya tres semanas, en muchos medios de información se exigió a César Bojórquez Zapata que presentará la renuncia escrita. Fue hasta la siguiente sesión del Cabildo, que a insistencia del regidor Vallejo, el primer edil le entregó una carta que ahí mismo se dio a conocer que fue depositada de forma anónima. ¡Ah caray! Siendo una persona denunciada por fraude a expensas del cargo público en la administración municipal, el jefe superior que se ve que era consciente de la importancia del caso por los efectos negativos hacia su propia imagen, no le importó verificar la autencididad del documento que aceptó como válido.

¿Cómo se puede confiar con una autoridad que solo nos comprueba con ese hecho y muchos otros más la razones que lo hacen ignorante, y por lo tanto, incompetente para ejercer el cargo más importante de gobierno en la Capital del Estado?

Desconozco si es un exceso o no lo que el Congreso exigue en la auditoría para verificar si realmente no hay dinero público. Pero honestamente resulta muy temerario afirmar que no ha existido el minimo tráfico de influencias con toda la información publicada o no. Hay ciudadanos que no somos tan inocentes e ignorantes, hasta por simple sentido común, resulta sencillo suponer que tras de Cecilia Flores Argaez hay otros, mucho más poderosos, que eran los verdaderos dueños del negocio.

¿Cómo explicar que Cecilia Flores pudiera manejar grandes cantidades de dinero dentro de las oficinas del Ayuntamiento de Mérida, cuando se suponía era la funcionaria más cercana al Alcalde de Mérida?

¿Por qué el Alcalde no ha podido dar una respuesta de la explicación de las acusaciones en contra de su propio secretario particular que es señalado como uno de los cobratarios de la empresa ARMA, hoy demandada?

¿A nombre de quién hacia los cobros? ¿A nombre de Cecilia Flores sin que su jefe inmediato pudiera enterse de esto?

Pero hay que ser muy claros en otros aspectos, como el siguiente: ¿bajo que argumentos hoy César Bojórquez habla de la orquestación de un complot en su contra cuando en los hechos fue el mismo quién a conocer a los miembros del Cabildo, medios de comunicación y sociedad lo que sucedía con su empleada de comunicación social?

"El miedo no anda en burro"

Bien hace el Congreso del Estado de ir mucho más allá de las simples apariencias. No podemos permitir que César Bojórquez se constituya en el funcionario panista más hipócrita que hemos tenido en el gobierno municipal de Mérida.

Sin duda por algo esta muy preocupado de que se entre al análisis profundo de lo que ha sucedido dentro de su administración.

¿Quiénes fueron los principales dueños, que permitieron que tanto dinero se maneje, no necesariamente del erario, pero si a nombre del Ayuntamiento para garantizar a los "inversionistas" jugosas ganancias?

Lo siento César, no todos somos tan inocentes e ignorantes, peligrosa combinación que nos hace brutos con "P".

¿Quiéres seguir engañándonos con más mentiras que solo intentan culpar tu incompetencia para continuar siendo el primer regidor de Mérida?

"Al mejor cazador se le va la liebre"

César Bojórquez no nos mintió. Eso queda muy claro cuando se recuerda aquel debate en los tiempos de campaña cuando ante los señalamientos de su adversario, Adolfo Peniche, el ex administrador del Agua Potable patricista, afirmó que el sí sabía hacer dinero… y le hecho en cara que él tenía más dinero que Peniche, siendo éste último un hombre hecho en empresas y no necesariamente de la función pública de donde sacaron a Bojórquez para ser candidato a la alcaldía.

Las siguientes palabras son dedicadas a César Bojórquez Zapata:

¿El negocio ya lo tenías muy bien pensado? ¿O no, Cesarin?… pero, ¿qué te salió mal? ¿la voracidad de tu operadora Cecilia Flores? Esas preguntas son las que deja muy claras Carlos Sarabia, el regidor no panista de Mérida, en artículo publicado hoy en la Revista Peninsular.

Para que veas que no todos pensamos como quieres que tú piensen todos. Que sabemos que el cochinero es muy grande y demasiado pueril.

¿Es está la administración municipal del cual Mérida debe sentirse orgullosa? ¿Sentirse orgulloso de tí? ¿De quién no pudo darse cuenta, por inocente e incapacidad, de terrible fraude que se concretó delante de tus propias narices?

¡waw!… no todos somos tan ¡? para no darnos cuenta de la realidad.

Que acertado fue Xavier Abreu Sierra, en pleno tiempo de la campaña cuando se le cuestionó sobre la guerra sucia y no pedir el cese de esta antidemocrática práctica política , solo dijo "ni modos, esto es así".

Beatriz Zavala también ya reconoció que los vicios del poder ya habían llegada con prácticas fraudulentas en los procesos de elección internos como llenado de urnas, afiliciones exprés y otras que no éticas y morales… en el reconocimiento de como se ha degradado la política.

¿Qué nos enseña con sus actitudes César Bojórquez?