Inicio Análisis político Alejandro López Munguía El “mirrey” se voltea a favor de Morena

El “mirrey” se voltea a favor de Morena

13646

La incorporación de Pablo Gamboa a la campaña de Huacho Díaz Mena, ha causado un gran revuelo en el seno del morenismo yucateco y al interior del PRI de Yucatán. Y es que, Pablo está bien identificado como la antítesis del movimiento que enarbola la 4T.

Los priístas no entienden cómo es que siendo un gran beneficiado del poder político en México, gracias al PRI, ahora lo traiciona. Pablo Gamboa ya empezó a sentir el peso de la gran burla, que significa su trayectoria política. En vez de luchar por su partido, con su partido y para su partido, ahora cambia de partido. ¿Dónde están los principios?, ¿dónde los valores?.

Los morenistas de base no lo consideran una buena opción, pues es “pudiente”, “fifí”, miembro de la mafia del poder debido a que es ahijado político del ex presidente de México, Enrique Peña Nieto de tristes recuerdos.

 

El arribo de Pablo a las filas del candidato a gobernador por Morena, es la noticia más impactante, incluso más que la de la familia Cervera Hernández. Esto debido a que el hijo de don Emilio Gamboa Patrón, jugó en contra del candidato de Morena, Oscar Brito, en las pasadas elecciones del 2021.

 

Pablo Gamboa hizo una alianza con el PAN para ayudar a Rommel Pacheco, entonces ahijado del gobernador Mauricio Vila Dosal y arrebatarle la victoria a Oscar Brito. La estrategia política funcionó, por lo que Rommel obtuvo la diputación por el tercer distrito federal.

 

En las redes sociales se viralizó un video en el que se ve a un operador de Pablo Gamboa visitando una colonia del sur de Mérida, y los vecinos lo expulsaron con gritos de protesta, le gritaron ¡Chapulín! y le recordaron que Pablo los abandonó. También le dijeron “que con despensitas, no van a volver a engañar al pueblo”.

 

Los morenistas no olvidan que Pablo formó parte del gobierno de la priísta Ivonne Ortega, sin que haya hecho mucho por el pueblo.

 

El joven priísta, es el heredero de la gigantesca fortuna de su señor padre, motivo por el cual se le conoce dentro de la clase política yucateca, como el “mirrey”. Todo un junior político.

 

¿Qué beneficio aportaría a la campaña de Huacho Díaz Mena la incorporación de Pablo Gamboa?. Tal vez no mucho, debido a que Pablo no logró consolidar su influencia dentro del priísmo yucateco. Priístas no se lleva. Él no es un fenómeno político, ni tampoco un ídolo en la política. Era fuerte porque su papá tenía un nombre y una gran influencia política.

 

Durante la pandemia abandonó a los ciudadanos, en especial a los priístas que necesitaban de su amistad.

 

Pablo está asociado con el “gordito” Marín, con el que seguramente hará equipo.

 

La incorporación del nuevo “chapulín”, el movimiento en contra crecerá y se fortalecerá.

 

El movimiento anti chapulín se está robusteciendo, al grado que cubre todo el interior del estado.