Inicio Noticias Belleza El mundo de la belleza y la moda, en aumento a pesar...

El mundo de la belleza y la moda, en aumento a pesar de la crisis

318

Cualquiera pudiera pensar que con la situación de la contingencia sanitaria y el confinamiento se dieron retrocesos es varios de los ámbitos de la vida humana. Aunque es muy cierto que no a todos les fue bien, hay algunos aspectos de la cotidianidad que se fortalecieron. Uno de esos sectores que no cayeron fue el de la moda.

¿Qué es la moda?

Se podría decir que la moda se conforma con el grupo de prendas de vestir, adornos y complementos que se basan en esos gustos, usos y costumbres, y que se usan durante un período de tiempo determinado. Este grupo se va adaptando a las características de la cultura, contexto social y por temporadas marcando con ello las tendencias que son características distintivas en la forma de vestir, los colores o los accesorios a usar.

Existen muchas marcas de producto de belleza que imponen, por el concepto y estrategia de marketing, los lineamientos o tendencias para determinada época. Las más importantes marcas utilizan las pasarelas y las galas de moda para dar a conocer las nuevas tendencias de un sector que ya no solo está destinado para la mujer, sino que también, los hombres cada vez se integran más a esta cultura que busca destacar la estética y belleza.

¿Qué sucedió durante la pandemia y el mundo comercial de la moda?

Es muy interesante y propio de nuestra actual época enmarcada por la reconversión tecnológica que conllevo a que toda la tecnología que ya existía desde antes de la pandemia, fuera la que empezamos a incorporar en nuestra cotidianidad para solventar nuestras necesidades.

En el caso de México fue interesante y merece un estudio más detallado de cómo muchas mujeres encontraron en las redes sociales, especialmente en el Facebook, un espacio para la comercialización de artículos de belleza. Las llamadas “nenis” constituyó durante 2021 en pleno apogeo de la pandemia un empoderamiento femenino comercial, pero también de imposición de modas por los artículos de belleza ofertados que fueron marcando tendencias en los contextos locales. Inclusive se analizó la intención desde la autoridad gubernamental recaudatoria que imponer a este incipiente sector comercial las cargas tributarias correspondientes.

Esto fue si podemos catalogar la experiencia de moda desde el sector popular. Lo que contrasta con la industria de la moda que se basa en los estudios estéticos, sociales y culturales para definir las tendencias en el sector. Una combinación entre lo estético, comercial y valores culturales que se conjugan e integran en los diferentes productos creativos en la confección de la ropa, vestidos o creación de accesorios.

Moda y tecnología

La toma de conciencia sobre la realidad de la salud y cuidado del medio ambiente por la responsabilidad de la sustentabilidad, que lleva a encontrar nuevos insumos para la confección de prendas, ha impulsado la consolidación de la impresión digital textil que incorpora para el estampado la tecnología digital en la tela para lograr de forma más eficiente resultados a un menor costo.

Esto abre posibilidades para el desarrollo de prendas de vestir más creativas y también funcionales. Con las potencialidades de desarrollar tendencias de moda quedan sujetas a la capacidad creativa de diseñadores y las posibilidades que la tecnología les ofrece.

En conclusión, por los nuevos canales de distribución y los nuevos mecanismos creativos y de elaboración, la moda no entró en crisis al igual que la situación económica, sino que se ha expandido a otras posibilidades.