Inicio Noticias Internacional El Partido Comunista de China celebrará su centenario con un espectáculo de...

El Partido Comunista de China celebrará su centenario con un espectáculo de pompa y poder

180

PEKÍN, 30 jun (Reuters) – China celebrará el jueves el centenario de la fundación de su gobernante Partido Comunista con pompa, espectáculo y, según los medios estatales, con un “importante” discurso del presidente Xi Jinping en la plaza de Tiananmen de Pekín.

Xi, el líder más poderoso de China desde Mao Zedong, y el partido se encuentran en un momento en el que el país se recupera rápidamente del brote de COVID-19 y adopta una postura más asertiva en la escena mundial.

Los medios de comunicación estatales no han revelado muchos detalles sobre el acto, en medio de un alto grado de seguridad y secretismo en la capital china, pero se esperan ejercicios de aviones de combate y helicópteros. Los miembros ancianos del partido y líderes ya retirados suelen aparecer en las grandes ocasiones.

En los últimos 100 años, el partido ha “escrito un espléndido capítulo en la historia del desarrollo de la nación china y del progreso de la humanidad”, dijo Xi el martes en una ceremonia de homenaje a miembros ejemplares del partido.

Desde que llegó al poder como secretario general del partido a finales de 2012 y como presidente en marzo de 2013, Xi ha tomado medidas enérgicas contra la corrupción que erosionaba la autoridad moral del partido, y se ha consolidado como el líder más poderoso de China desde Mao con la abolición de los límites del mandato presidencial.

Las filas del partido aumentaron en 2,43 millones de miembros en 2020, el mayor incremento anual desde que Xi llegó a la presidencia, y ahora cuenta con 95,15 millones de miembros, según datos publicados el miércoles.

Si bien el partido reclutó inicialmente a campesinos y trabajadores, ha evolucionado para abrazar los mercados y el espíritu empresarial bajo un regimen socialista “a la china”, al tiempo que conserva un modelo leninista de autoritarismo.

A medida que el partido se ha ido fortaleciendo bajo el mandato de Xi y el espacio para la disidencia pública se ha reducido, el discurso público se ha vuelto cada vez más nacionalista, y muchos chinos expresan su orgullo por los logros del país, atribuyendo el mérito al liderazgo de Xi y del partido.

Sin duda, China se enfrenta a desafíos, como la reacción de Occidente por sus acciones en Hong Kong, Xinjiang y el mar de China Meridional y su presión sobre Taiwán, así como el empeoramiento de las perspectivas demográficas internas que amenazan su crecimiento económico.

Pekín también sigue siendo objeto de presión mundial por la falta de transparencia en su gestión inicial del brote de COVID-19, detectado por primera vez en Wuhan.

Fu Yangen, residente en Pekín, dio un rotundo “¡Sí!” cuando se le preguntó si le gustaría que el partido siguiera en el poder otros 100 años.

“Nos ha permitido a los ciudadanos de a pie alcanzar la felicidad en nuestras vidas”, dijo Fu, de 27 años, mientras posaba para las fotos delante de grandes arreglos florales con motivo del aniversario a lo largo de la avenida Changan, la principal vía de la ciudad.

A pesar de los logros del partido, no todo el mundo aprecia su omnipresencia.

“Hace poco me di cuenta de que todo lo que vemos y la educación que recibimos están relacionados con el partido, y han transformado sutilmente el estado de nuestras vidas”, dijo un estudiante de 21 años apellidado Liu.

NO HAY FUEGOS ARTIFICIALES EN HONG KONG

En Hong Kong, el número dos de la ciudad, John Lee, asistirá el jueves a una ceremonia de izado de bandera para conmemorar el 24º aniversario del retorno de la antigua colonia británica al dominio chino. También se cumple un año desde que Pekín reforzó drásticamente su control sobre el territorio con una nueva Ley de Seguridad Nacional.

La líder del Ejecutivo, Carrie Lam, y otras autoridades fueron invitadas a Pekín para celebrar el centenario del Partido Comunista.

Es poco probable que las tradicionales protestas del 1 de julio, en contra de temas que van desde Pekín hasta la vivienda inasequible, ganen mucha fuerza este año después de que la policía denegara el permiso para una concentración, alegando restricciones por coronavirus, y los medios de comunicación locales informaran de que la policía desplegará unos 10.000 agentes en las calles.

El Gobierno de Hong Kong también desechó un espectáculo de fuegos artificiales, para evitar concentraciones.