Inicio Noticias Medicina El rápido avance de la cepa británica de Covid-19 y sus implicaciones...

El rápido avance de la cepa británica de Covid-19 y sus implicaciones a la vacuna

395

Ni por su rápido contagio, la cepa B117 de coronavirus se verá afectada por las vacunas ya en circulación

 

NOTIPRESS.- Descubierta la variante B117 de Covid-19 altamente contagiosa al sur de Inglaterra, las medidas de restricción severas volvieron a implementarse. Aun así, la cepa británica ha llegado a Nueva York, Brasil, España y Grecia, entre otros países, causando pánico y mayor cuidado de las autoridades. Las personas se preguntan si esta nueva cepa afectará la distribución de las vacunas o si incluso serán inefectivas contra la cepa.

La cepa B117 del virus SARS-CoV-2 resulta de un procedimiento común en los virus donde diversos factores causan mutaciones. Esta en particular, hallada en Reino Unido, resulta preocupante para las autoridades no por su letalidad, sino por ser entre 40% y 70% más transmisible. Bajo la aclaración que este porcentaje fue estimado únicamente mediante modelos matemáticos y no en experimentos de laboratorio.

En tan sólo tres meses, la variante británica ha sobrepasado las cifras diarias de contagios continuamente y aumentado los fallecimientos en un 20%. Aunque las medidas sanitarias y de confinamiento funcionan de la misma forma con el virus, este elevado número de contagios, ocupación hospitalaria y muertes obligó a tomar más medidas. El 4 de enero de 2021, Boris Jonhson, primer ministro de Reino Unido, anunció una nueva cuarentena nacional hasta mediados de febrero para controlar la cepa.

A pesar de las fuertes medidas tomadas por el gobierno británico, el virus ya fue hallado en pacientes de Grecia, India, España, Estados Unidos y hasta Brasil. El gobierno de Nueva York, lugar del primer caso registrado de la cepa, se prepara para mayores restricciones y la necesidad de lugares en hospitales pues el contagio es inevitable.

Particularmente preocupante para la población por la cepa es si modificará la administración de vacunas, la cual empezó en algunos países desde diciembre de 2020. Ante esto, algunas autoridades han remarcado la necesidad de vacunar primero a personal de salud de hospitales o cercanos a poblaciones vulnerables.

Respecto a la teoría sobre la ineficacia de las vacunas contra la cepa, los especialistas han desmentido este hecho. Las mutaciones de la Covid-19 no son lo suficientemente drásticas para elidir las vacunas, al menos no durante los primeros años. De igual forma, las investigaciones se llevan a cabo para averiguar la efectividad de las vacunas y sus refuerzos.

«Nadie debería preocuparse por la posibilidad de que surja una sola mutación catastrófica que, de repente, inutilice toda la inmunidad y los anticuerpos. Va a ser un proceso que sucederá a lo largo de varios años y requiere la acumulación de múltiples mutaciones virales. No funciona como un interruptor de encendido y apagado«, afirmó Jesse Bloom, biólogo evolutivo del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson.

Esta cepa británica de Covid-19 puede ser causante de una nueva ola de contagios en el mundo, pero la experiencia del 2020 puede servir para evitarlo. Al mantener las medidas sanitarias y de confinamiento responsablemente, los contagios pueden reducirse al mínimo posible mientras las vacunas llegan a todas las personas.