Inicio Análisis político Alejandro López Munguía El Tren Maya debe cuidarse de la gran corrupción.

El Tren Maya debe cuidarse de la gran corrupción.

1593
0

 

La suspensión definitiva de las obras del Tren Maya en los municipios de Mérida, Chocholá e Izamal, que determinó el juzgado Tercero de Distrito, es un severo golpe para uno de los proyectos más importantes del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y aunque considero que este es escollo que de alguna forma será solventado, no deja de ser un gran golpe a los deseos presidenciales.

Pero existe la oportunidad de revisar algunas cosas fundamentales que están dañando la imagen del Tren Maya, y se trata de la gran corrupción que lo amenaza.

En entrevista, el Diputado Gerardo Fernández Noroña afirmó que existe una gran corrupción en la operación del Tren Maya. De hecho, mencionó el nombre del líder de la Catem, Pedro Haces Barba.

El presidente López Obrador debe tener cuidado y debe revisar con lupa la forma en la que se llevan a cabo diversos contratos de la obra pública, pues al parecer se hacen maniobras para favorecer empresas y hacer negocios oscuros.

El Tren Maya no emociona a los yucatecos al grado de que les quite el sueño. Eso ayuda mucho a quienes operan la obra y pueden operar a su favor sin problema alguno.

En la obra pública hay muchas manos, muchos intermediarios y muchos que no buscan el desarrollo del proyecto, sino más bien el crecimiento de sus cuentas bancarias.

No estaría mal revisar el tema de las empresas fantasmas y el sistema de contratación de personal y de transporte de materiales. La falta de transparencia siempre abona a los actos de corrupción.