Inicio Noticias Internacional Emirates perdió 4.500 millones de euros en el año fiscal por la...

Emirates perdió 4.500 millones de euros en el año fiscal por la pandemia

168

Dubái, 15 jun (EFE).- La aerolínea Emirates registró durante el año fiscal 2020-2021, que terminó el pasado 31 de marzo, unas pérdidas de 5.500 millones de dólares (unos 4.500 millones de euros) debido a las restricciones de los viajes en todo el mundo a causa de la pandemia de covid-19, anunció este martes la empresa.

El retroceso de este ejercicio de la compañía aérea de Emiratos Árabes Unidos, frente a las ganancias de 288 millones de dólares (237 millones de euros) del año fiscal 2019-2020, llevó al Grupo Emirates Group, que incluye también a la empresa proveedora de servicios aéreos Dnata, a sus primeras pérdidas en sus 30 años de historia.

Estas fueron de 6.000 millones de dólares (unos 5.000 millones de euros), en comparación con las ganancias de 456 millones de dólares (375 millones en euros) del ejercicio anterior.

Los ingresos de la aerolínea del grupo durante el año fiscal 2020-2021 cayeron un 66 % hasta los 8.400 millones de dólares (6.900 millones de euros) “debido a la suspensión temporal de vuelos de pasajeros en su hub en marzo de 2020 y las restricciones globales de viajes todavía en vigor”, afirmó Emirates Group en un comunicado.

Emirates detalló que su capacidad total de transporte de pasajeros y de carga descendió en el periodo un 58 % hasta los 24.800 millones de toneladas-kilómetro y que su flota a su cierre contaba con 259 aparatos tras haber recibido tres nuevos Airbus A380 y haber dejado fuera de servicio 14 aeronaves.

Emirates Group indicó que, pese a todo, su balance de caja ascendía a 5.400 millones de dólares (4.450 millones de euros), un 23 % menos que un año antes.

Recordó también que Emirates recibió una inyección de capital de 3.100 millones de dólares (unos 2.500 millones en euros) de su principal accionista, el Gobierno de Dubái y que Dnata se benefició de ayudas por 800 millones (650 millones de euros) en distintos programas de apoyo a lo industria.

“Esto nos ayudó a mantener las operaciones y retener la gran mayoría de nuestra reserva de talentos”, afirmó, si bien reconoció que su plantilla se había reducido un 31 % para quedar en 75.145 empleados.

El grupo emiratí explicó que había conseguido ahorrar unos 7.700 millones de dólares (6.350 millones en euros) mediante la reestructuración de su deuda, la renegociación de contratos, la evaluación de procesos y la consolidación de operaciones.

Asimismo, durante el último ejercicio fiscal ha invertido 1.300 millones de dólares (1.070 millones de euros) “en nuevos aviones e instalaciones, la adquisición de compañías y de las últimas tecnologías para posicionar el negocio de cara a la recuperación y al crecimiento futuro”.