Inicio Análisis político Alejandro López Munguía En el gobierno de Rolando Zapata se espió a mucha gente.

En el gobierno de Rolando Zapata se espió a mucha gente.

869

En el gobierno de Rolando Zapata se espió a mucha gente.

I.- El gobierno de Rolando Zapata Bello se caracterizó por darle seguimiento puntual a las actividades de líderes políticos, empresarios, líderes sindicales, líderes sociales, directivos de partidos, funcionarios públicos municipales de la oposición, líderes de partidos de oposición, periodistas, dueños de medios, líderes religiosos, entre otros.

II.- Tener información de primera mano sobre aquellos que ejercieran su influencia en cierto nivel de la sociedad tenía la atención de su gobierno. Y es que, contaban con todo un sistema bien armado de “espionaje”, desde orejas, informantes, patrullas, retenes, meseros, ayudantes, empleados de gobierno, vendedores ambulantes, hasta un sistema sofisticado llamado Galileo.

III. De hecho, todos los gobiernos tuvieron y tienen su sistema de espionaje. Carlos Loret de Mola en los años 70’s, Francisco Luna Kan, el Gral. Gracialiano Alpuche Pinzón, Víctor Cervera Pacheco (en su interinato), Manzanilla Shaffer, Dulce María Sauri Riancho (en su interinato), Federico Granja (en su mini periodo), Víctor Cervera Pacheco (en la constitucional), Patricio Patrón Laviada, Ivonne Ortega Pacheco, Rolando Zapata Bello y Mauricio Vila Dosal.

IV.- Unos utilizaban a los propios periodistas, otros a meseros de los restaurantes, a botones y recepcionistas de hoteles, a vendedores ambulantes, a boleadores de zapatos, a voceadores de periódicos, a patrulleros, a policías de la esquina, a líderes de colonias, obreros y campesinos.

V.- Narran los que saben, que Don Víctor Cervera por ejemplo, gustaba de platicar ampliamente con periodistas, a los que citaba ya sea por la noche o la madrugada y se informaba de todo lo que pasaba afuera. Si tenía interés de saber sobre un funcionario, o sobre un caso, o sobre un empresario, o sobre un acto delictivo, no dudaba en llamarlos. Siempre fue efectivo al tomar sus decisiones. No le gustaban los intermediarios.

VI.- Con el tiempo la tecnología empezó a invadir la vida privada de los ciudadanos. Y se volvió más útil pero también más peligrosa. Cuando en Yucatán nos enteramos todos de la existencia del sistema de espionaje Galileo, no dudamos. Al menos la inmensa mayoría de los periodistas no dudamos de su operación, pues sabíamos el alcance de ese sistema. Evidentemente era muy útil para el gobierno y teniendo la clase de funcionarios que tenía Rolando Zapata Bello, prácticamente nadie dudó ni un momento.

VII.- Todos los que estamos en el ambiente de la política, sabemos que hay espías por todos lados. Los amigos, los aliados, los cercanos, los lejanos, los buenos, los malos, los feos, los guapos, los gordos, los flacos, en fin, cualquiera puede filtrar lo que haces, dices, comes, bebes, piensas, decides, etcétera. Pocos son los leales que guardan silencio y prudencia.

VIII.- Yucatán es un estado donde abunda la información política. Todos saben un poco de todo. El chiste está en armar el rompecabezas. Tomar de todos lados los pedazos hasta armar la pieza. Los cafés, los restaurantes, los billares, el sexo servicio, son propicios para el espionaje.

IX.- Claro que cuando apareció el sistema Galileo pues la cosa se puso más candente. ¿A cuántos habrán espiado?. Mejor dicho, ¿a cuántos no habrán espiado?. Cuando se destapó el asunto, allá por el 2015, todos hablamos de ello, pero rápidamente se escondió el asunto. Mientras Galileo seguía operando. Nadie se puede quitar de la cabeza que el video de “Montana” con el que bajaron de la candidatura a la presidencia municipal de Mérida a Raúl Paz Alonzo fue producto del espionaje al que estaba sometido.

X.- ¿Quién nos defiende de ello?. ¡Hasta el propio presidente Andrés Manuel López Obrador y su familia fueron víctimas del asqueroso espionaje!. ¿Y no va a haber sanción?. ¿Se va a quedar así la cosa?. No lo creo. El pasado no puede alcanzarnos, ni muchos menos puede volver a gobernarnos. Por eso, debemos estar muy pendientes de todo aquello y de todo aquel personaje que desee reivindicarse para presentarse como alternativa para el 2024, pues no debemos olvidar todas sus fechorías, todas sus asquerosidades. Y habrán quienes dirán “no fui yo”, para defender a sus padrinos y colarse. A esos, hay que exigirles que sean congruentes y exijan justicia para el pueblo de Yucatán.

La neta del planeta.Siempre hemos sido espiados. El gobierno conoce nuestra forma de vivir, conoce a nuestras familias, a nuestros amigos, y cuando se lo propone, conoce hasta lo comemos y desechamos. Interviene teléfonos y nos graba, nos sigue, nos vigila y nos tiene en la mira. Es el gobierno. Pensar que lo vamos a sorprender es ingenuidad pura. Por eso hay que estar atentos, pues existen algunos funcionarios de mala entraña que siempre buscarán sacar provecho de la información que tienen de nosotros, los ciudadanos. Cuidado con el catastro, de allí se forjan enormes fortunas mal habidas. En fin.