Inicio Análisis político Alejandro López Munguía ¿En serio fue un “error” el que simularan vacunar a un adulto...

¿En serio fue un “error” el que simularan vacunar a un adulto mayor?.

1383
0

 

 

¿En serio fue un “error” vacunar “de a mentiritas” a un adulto mayor?

La verdad es que no pareció un “error”. En el video que circula en las redes sociales se nota con claridad que la enfermera lleva toda la intención de engañar al paciente, pues en ningún momento inyecta el líquido – el vial – al adulto mayor, que distraído, acepta el “piquete” sin darse cuenta de la gran estafa del que estaba siendo víctima.

La enfermera se inventó un diálogo, uno muy alegre, para darle confianza al paciente, lo que denota frialdad y nada de escrúpulos. ¿Dónde está el “error”?.

Creo sin temor a equivocarme que el “error” está en las autoridades que han querido minimizar el asunto y hasta hacerlo parecer una “exageración”. De inmediato “cerraron” el caso, separando a la “voluntaria”, sin abrir una investigación seria y profunda. 

No se dan cuenta que esto podría ser la “punta del iceberg” de un robo, de una enorme transacción dentro del “mercado negro”, donde la vacuna se vende a precios de “oro”.

Mal hacen las instituciones al minimizar el asunto. Mal hacen en no investigar a fondo, mal hacen en no ofrecer una disculpa pública a la población entera que está buscando salvar sus vidas.

Mal proceden las autoridades cuando en vez de ponerse del lado de la población tratan de matar toda sospecha con un comunicado y un cierre de filas de los medios de comunicación al servicio del gobierno.

La población desea certeza, desea consolidar su confianza, desea no tener miedo, desea volver a tener la vida que tuvo y abrazar a su familia con el amor contenido por un enorme lapso de tiempo debido a la trágica pandemia.

Por eso no se entiende que aborden el “error” de forma irresponsable. La vía correcta es abrir una investigación profunda, que haga desaparecer toda duda de corrupción, porque esto es corrupción, un acto indigno y deshonesto.

No, no es un simple e inofensivo error, es indudablemente un grave error, que merece una investigación profunda, pues si esto se ha hecho con frecuencia, imaginemos qué porcentaje de vacunas se han dejado de poner, simulando que se pusieron.