Inicio Noticias Medicina Es vital acelerar los progresos contra el sida para acabar con la...

Es vital acelerar los progresos contra el sida para acabar con la pandemia el 2030

189

La pandemia de sida sigue siendo responsable de más de 13.000 muertes cada semana. Para acabar con esa enfermedad, vencer al COVID-19 y «detener las pandemias del futuro», el mundo necesita garantizar el acceso global a recursos sanitarios vitales.

 

Cuando se cumple el primer aniversario de la adopción de una declaración política sobre el VIH y el sida que busca acabar con la enfermedad a finales de esta década, los Estados miembros de las Naciones Unidas señalaron hoy la necesidad de trabajar unidos para impulsar su aplicación.

 Previamente al encuentro en la Asamblea General, el Secretario General publicó un informe sobre la ejecución de la declaración política donde detalla cómo las desigualdades y la falta de inversión «ponen al mundo en una peligrosa situación de falta de preparación para afrontar las pandemias de hoy y de mañana».

 El Programa de las Naciones Unidas recuerda que la pandemia de sida es responsable de más de 13.000 muertes cada semana.

 Los datos de ONUSIDA muestran que las infecciones por el VIH y las muertes relacionadas con la enfermedad no están disminuyendo con la suficiente rapidez como para acabar con la pandemia en 2030, según el compromiso adquirido.

El informe del Secretario General propone una serie de soluciones, entre las que se incluyen:

  • La prevención del VIH y los factores sociales
  • Las respuestas lideradas directamente a nivel comunitario
  • El acceso equitativo a los medicamentos, las vacunas y las nuevas tecnologías sanitarias
  • La financiación sostenible para la respuesta al sida y la prevención, preparación y respuesta a la pandemia en general
  • Los sistemas de datos centrados en las personas
  • El refuerzo de las alianzas mundiales

 La declaración del Secretario General de la ONU ante la Asamblea General, presentada por el jefe de gabinete de Guterres, Courtenay Rattray, esbozó tres medidas inmediatas para invertir las tendencias actuales.

 «En primer lugar, debemos abordar las desigualdades interconectadas, a la discriminación y a la marginación de comunidades enteras, que a menudo se ven exacerbadas por leyes, políticas y prácticas punitivas», destacó Rattray.

Para ello, pidió reformas políticas orientadas a reducir el riesgo de infección por el VIH en comunidades marginadas, como los profesionales del sexo, los usuarios de drogas inyectables, los presos, los transexuales y los hombres homosexuales, e indicó que » el estigma perjudica a todo el mundo. La solidaridad social nos protege a todos».

El segundo objetivo es garantizar el intercambio de tratamientos, como las terapias antirretrovirales de acción prolongada, y ponerlos a disposición de todas las personas alrededor del mundo.

El tercer paso consiste en aumentar los recursos disponibles para hacer frente al sida.

Unidad para alcanzar los objetivos de lucha contra el sida para 2025

 Por su parte, el presidente de la Asamblea General, Abdulla Shahid, señaló que «la igualdad de acceso a la atención sanitaria es un derecho humano esencial para garantizar la salud pública, para todos».

«Esforzarnos por alcanzar los objetivos de lucha contra el sida para 2025 representa una oportunidad de trabajar unidos en aumentar las inversiones destinadas a los sistemas de salud pública y las respuestas a la pandemia, y para aprovechar las duras lecciones aprendidas de la crisis del VIH/SIDA en nuestra recuperación de la COVID-19, y viceversa». 

Según la declaración política si la comunidad internacional alcanza los objetivos, se evitarán 3,6 millones de nuevas infecciones por el VIH y 1,7 millones de muertes relacionadas con el sida para 2030.

En ella se pide a los países que proporcionen acceso a la atención preventiva al 95% de las personas en riesgo, y que garanticen que el 95% de los ciudadanos seropositivos conozcan su estado serológico.

De acuerdo a la declaración, el 95% de las personas que conozcan su estado serológico también deben tener acceso al tratamiento del VIH.

Priorizar la acción colectiva

 Las declaraciones en nombre del Grupo Africano, la Comunidad del Caribe y el Sistema de Integración Centroamericana, y la Unión Europea, resaltaron la urgencia de intensificar la acción colectiva para alcanzar los objetivos de 2025 y en la importancia de tener en cuenta las desigualdades para garantizar el éxito de la respuesta al VIH

 El Grupo Africano también habló de abordar el estigma relacionado con la enfermedad y las leyes discriminatorias que impiden a las personas acceder a la atención sanitaria y a los servicios sociales.

 

 

 

Boletín de prensa de la ONU