Inicio Noticias Internacional Españoles cierran la CoFoE dudando si los políticos cumplirán sus propuestas

Españoles cierran la CoFoE dudando si los políticos cumplirán sus propuestas

172

Estrasburgo (Francia), 30 abr (EFE).- Los ciudadanos españoles presentes en el último plenario de la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE) afrontan la recta final de esta iniciativa, lanzada para repensar la Unión Europea (UE), con una mezcla de satisfacción e incertidumbre, dado que el cumplimiento de sus propuestas estará, al final, en manos de las instituciones.

«Esto depende también de la Comisión, el Parlamento y el Consejo. No es lo que digamos solo los ciudadanos y ya está. Yo creo que la UE arriesga mucho si no accede a alguna de nuestras propuestas. Pero desde luego tampoco podemos ser tan ingenuos de pensar que van a entrar en todo», sostiene Jorge Pazos, un abogado canario de 44 años.

Es uno de los tres españoles -en total son cuatro en esta fase final, uno por cada panel ciudadano- que han accedido a compartir con Efe su experiencia en la CoFoE, que califica de «agridulce», dado que, en su opinión, «se debería haber avanzado algo más» en algunas cuestiones que, según él, «necesitan mucho más desarrollo».

Este canario ha formado parte del panel ciudadano sobre democracia y Estado de derecho, un grupo de trabajo donde, por ejemplo, han propuesto la creación de listas transnacionales para las elecciones europeas y han pedido otorgar al Parlamento Europeo más poderes para proponer leyes.

Este sábado, Pazos participa en el plenario final de la CoFoE en Estrasburgo, donde intervienen cargos políticos tanto de la UE como de los Estados, pero a él le toca ser uno de los 80 embajadores que representan, en esta última sesión, al conjunto de los 800 ciudadanos que han tomado partido a lo largo de la Conferencia desde otoño.

Rocío Tovio es una española que también actúa como embajadora ciudadana y, en su caso, defiende los intereses del grupo de trabajo sobre economía, empleo, justicia social y transformación digital.

«Ahora acabo de escribir un mensaje a mis compañeros de panel para ver si tenía que hacer algo, porque yo les estoy representando aquí», comenta esta estudiante gaditana de 20 años.

Y añade: «Sí que hay un problema y es que, por lo que se ve, ha desaparecido la propuesta de la eutanasia. No sabemos por qué ni quien, pero ha desaparecido. Tendré que preguntar luego que es lo que ha pasado, porque para eso estoy aquí», afirma.

Tovio sospecha que la extensión del derecho a una muerte digna en toda la UE ha caído de la lista final de conclusiones tras las negociaciones que, desde principios de marzo, han mantenido las instituciones europeas y los parlamentos nacionales a partir de los borradores con las propuestas aprobadas por consenso en los cuatro paneles ciudadanos.

Pese a esto, en línea generales, esta estudiante considera que la experiencia de la CoFoE «vale la pena» y se muestra esperanzada porque, a su juicio, algunas conclusiones ciudadanas «sí que van a poder cambiar cosas».

De hecho, según Jesús Teruel, otro de los ciudadanos que participan en el último plenario de la CoFoE, esta experiencia participativa «se podría hacer también a nivel español», iniciando una especie de ágora pública para que la gente anónima promueva reformas en el país.

«Se podría consultar al pueblo, pero no solamente a los que están preparados, sino al pueblo llano. Muchas veces, el sentido común hace que tú tengas ideas que a ellos, que se creen que están en un sitio superior, no se les ocurren», manifiesta este cocinero de 57 años, que trabaja en una zona rural de Jaén y ha integrado el panel ciudadano sobre cuestiones de salud, cambio climático y medio ambiente.

E insiste: «La cuestión es tener buena voluntad y querer que los ciudadanos participen. Y yo creo que así no tendríamos en las elecciones estos porcentajes de voto tan bajos, en los que hay un 50% de participación, que eso no tiene representatividad porque solamente vota una de cada dos personas», asevera.

Según Teruel, si experiencias como la CoFoE se dieran más a menudo, la ciudadanía «valoraría más lo que realmente hacen los políticos» porque, a su juicio, lamenta que hoy en día la mayoría de la gente tiene la impresión de que los cargos electos «van a coger una poltrona para no moverse de allí», sentencia.

El cuarto y último panel ciudadano se centró en cuestiones sobre migración y una Europa en el mundo, y no contó con ningún ciudadano español en este último plenario de Estrasburgo.

Una vez aprobadas hoy, las propuestas finales se entregarán en una ceremonia también en Estrasburgo el próximo 9 de mayo – Día de Europa- a los líderes de las principales instituciones comunitarias: la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, la del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, y el presidente francés, Emmanuel Macron, que es el líder rotatorio del Consejo.

Bruno Fortea Miras