Inicio Noticias Medicina Estudio modela las mutaciones futuras del SARS2

Estudio modela las mutaciones futuras del SARS2

246

Investigadores de Harvard Medicine realizan un estudio para identificar probables mutaciones del SARS-CoV-2

 

NOTIPRESS.- Un estudio realizado por investigadores de Harvard Medical School ha identificado varias mutaciones probables que permitirían al virus evadir las defensas inmunitarias. Incluida la inmunidad natural adquirida a través de una infección o por vacunación, así como tratamientos basados en anticuerpos. Los resultados ayudarán a los investigadores a evaluar cómo podría evolucionar el SARS-CoV-2 a medida que continúa adaptándose a sus huéspedes humanos.

La investigación se hizo antes de la aparición de ómicron y después se descubrió que contenía varias de las mutaciones que evadían los anticuerpos predichos por los investigadores en el artículo recién publicado. Los hallazgos del estudio, de acuerdo con los investigadores, no son directamente aplicables a ómicronPues el comportamiento de esta variante específica dependerá de la interacción entre su propio conjunto único de mutaciones y de cómo compite con otras cepas activas. No obstante, el estudio brinda pistas importantes sobre áreas particulares de preocupación con ómicron.

Cuanto más tiempo continúe replicándose el virus en humanos, señaló Jonathan Abraham, autor principal del estudio, más probable es que continúe evolucionando mutaciones novedosas que desarrollen nuevas formas de propagarse frente a la inmunidad natural, vacunas y tratamientos existentes. Para estimar cómo el virus podría transformarse, los investigadores siguieron pistas en su estructura química y física. Buscaron mutaciones raras encontradas en individuos inmunodeprimidos y en una base de datos global de secuencias de virus.

Utilizaron partículas similares a virus no infecciosos y encontraron combinaciones de múltiples mutaciones complejas que permitirían al virus infectar células humanas mientras reducen o neutralizan el poder protector de los anticuerpos. Se centraron en una parte de la proteína de pico del coronavirus llamada dominio de unión al receptor, el cual el virus utiliza para adherirse a las células humanas. La proteína de pico permite al virus ingresar a las células humanas, donde inicia la autorreplicación y, finalmente, conduce a la infección.

Los investigadores demostraron la capacidad del virus para desarrollar una gran cantidad de mutaciones de escape simultáneas al tiempo que conserva la capacidad de conectarse a los receptores necesarios para infectar una célula humana. Para probar esto, los investigadores construyeron pseudotipos, sustitutos hechos en laboratorio para un virus construido mediante la combinación de partículas parecidas a virus inofensivas y no infecciosas con trozos de la proteína de pico SARS-CoV-2. Los investigadores demostraron que aquellos pseudotipos con hasta siete de estas mutaciones de escape son más resistentes a la neutralización por anticuerpos terapéuticos y suero de los receptores de la vacuna de ARNm.

En una serie de experimentos, los investigadores realizaron ensayos bioquímicos y pruebas con pseudotipos para ver cómo los anticuerpos se unían a proteínas de pico que contenían mutaciones de escape. Varias de las mutaciones, incluidas algunas contenidas en ómicron, permitieron a los pseudotipos evadir completamente los anticuerpos terapéuticos. Si bien los investigadores no estudiaron directamente la capacidad del virus pseudotipo para escapar de la inmunidad de la infección natural, los hallazgos del trabajo anterior del equipo sugieren que estas variantes más nuevas y altamente mutadas también evadirían hábilmente los anticuerpos adquiridos a través de una infección natural.

En otro experimento, los pseudotipos se expusieron al suero sanguíneo de individuos que habían recibido una vacuna de ARNm. Para algunas de las variantes altamente mutadas, el suero de los receptores de vacunas de dosis única perdió por completo la capacidad de neutralizar el virus. En muestras tomadas de personas que habían recibido una segunda dosis de vacuna, la vacuna conservó al menos algo de eficacia contra todas las variantes, incluidos algunos pseudotipos muy mutados.