Inicio Noticias Fe y Religión Histórica iglesia dedicada a San José en Roma recupera techo tras derrumbe

Histórica iglesia dedicada a San José en Roma recupera techo tras derrumbe

277
0

Anuncian que la histórica Iglesia barroca de San José de los Carpinteros, cuyo interior resultó gravemente dañado tras el derrumbe de su techo, estaría totalmente restaurada para recibir la celebración de la fiesta de San José, el 19 de marzo, en el Año de San José.

En su carta apostólica Patris corde (Corazón de padre), el Papa Francisco convocó el Año de San José del 8 de diciembre de 2020 al 8 de diciembre de 2021 para celebrar el 150 aniversario de la proclamación de este santo como patrono de la Iglesia universal.

National Catholic Register señaló que este especial Año de San José coincidió con el final de los trabajos de restauración de la famosa e histórica Iglesia de San José de los Carpinteros, ubicada en Roma (Italia).

La iglesia de 400 años es la más antigua de los cinco templos dedicados al padre adoptivo de Cristo en Roma, que son: la iglesia de San Giuseppe a Capo le Case, la iglesia de San Giuseppe a Via Nomentana, la Basílica de San Giuseppe al Trionfale y la iglesia de San Giuseppe all’Aurelio.

El templo es conocido porque debajo se encuentra la antigua Prisión Mamertina en la que se dice que estuvieron recluidos San Pedro y San Pablo.

Register explicó que en el siglo IV se construyó la iglesia de San Pedro en Carcere sobre la prisión de los apóstoles mártires. En 1540, la Congregación de los Carpinteros alquiló esta iglesia para realizar sus celebraciones y reuniones religiosas, pero pronto sintieron la necesidad de construir un templo más grande que pudieran dedicar a San José, su santo patrón.

Uno de los elementos más destacados de la iglesia de San José de los Carpinteros es su techo, que fue construido a principios del siglo XVII, a partir de un dibujo de Giovanni Battista Montano. Se trata de un artesonado de madera dorada que incluye pinturas escultóricas de la Natividad y de San Pedro y San Pablo.

Lamentablemente, el 30 de agosto de 2018, la bóveda de la iglesia de San José de los Carpinteros se derrumbó repentina y dramáticamente. Si bien no hubo víctimas, porque la iglesia estaba vacía durante el suceso, el derrumbe provocó que el precioso techo se destruyera y dañara alrededor del 40% del piso del salón de la iglesia, así como uno de sus dos órganos.

El daño que causó al interior de su infraestructura fue tan severo, que los habitantes locales y los amantes del arte tenían pocas esperanzas de ver el templo barroco restaurado pronto.

No obstante, gracias a la eficiente sinergia entre las distintas autoridades competentes del Vicariato de Roma y varios artesanos, se resolvió que el techo podría estar restaurado completamente para la fiesta de San José, el 19 de marzo de 2020. Sin embargo, este plan se vio retrasado por la pandemia y el trabajo de restauración tuvo que continuar este año.

La instituciones romanas que participaron en esta gestión fueron la Soprintendenza Speciale Archeologia Belle Arti e Paesaggio di Roma (el departamento gubernamental responsable del patrimonio arqueológico y artístico de Roma) y el Istituto Superiore per la conservazione ed il restauro (Instituto Superior para la conservación y restauración).

Pese a que la pandemia de COVID-19 retrasó significativamente la restauración, la crisis nunca afectó la determinación de los restauradores, que se esforzaron todo el verano para asegurarse de que el trabajo restante dentro de la iglesia estuviera completamente terminado a principios de 2021.

El director de la obra de restauración de la iglesia, Alessandro Bozzetti, dijo a Register que el momento más memorable durante la restauración fue cuando encontraron una estatua del Niño Jesús entre los escombros, tirada en el suelo, mirando hacia una estatua de la Virgen María, también entre los escombros, apoyada en un banco.

El director de la obra dijo que a la fecha el trabajo está muy avanzado y que pudieron recuperar el 90% de los fragmentos de las obras escultóricas.

“Iniciamos un gran trabajo de reconstrucción juntando incluso piezas muy pequeñas, como en un rompecabezas, y pudimos reconstruir la mayor parte del techo”, dijo. Esto permitió al equipo volver a colocar con éxito en el centro del techo, el relieve que representa la escena de la Natividad, agregó

Bozzetti dijo que la finalización de la obra coincidió con la celebración del Año de San José y explicó que este hecho no fue planificado, “pues la prioridad absoluta era la iglesia y la restauración de su belleza”.

“Hemos perseguido este esfuerzo con tanta pasión y devoción, de la misma manera que San José solía trabajar y vivir: en silencio, con pocas palabras y muchas acciones”, dijo.

Además, señaló que si bien la iglesia no está abierta al público debido a las restricciones de salud actuales ante la pandemia, podría realizarse una ceremonia de reapertura el próximo mes para la fiesta de San José, el 19 de marzo.

Para Bozzetti, “este primer paso importante en el proceso de restauración se logró en un tiempo récord” y afirmó que su trabajo es comparable al trabajo de reconstrucción realizado dentro de la Basílica de San Francisco de Asís (Italia), después del devastador terremoto de 1997.

En un video publicado en el canal de YouTube de la Iglesia de San José de los Carpinteros, el rector de esta iglesia y Obispo auxiliar de Roma, Mons. Daniele Libanori, expresó su alegría de poder “volver aquí [al templo] para la fiesta de San José y admirar el perfecto trabajo de restauración”.

 

 

 

FUENTE: ACI PRENSA