Inicio Noticias Medicina Identificación y tratamiento oportuno: pilar para tratar hemofilia adquirida

Identificación y tratamiento oportuno: pilar para tratar hemofilia adquirida

114

Afecta solo a dos de cada millón de personas a nivel mundial

 

NOTIPRESS.- Mediante un comunicado, Novo Nordisk México informó a NotiPress que la hemofilia adquirida es una enfermedad rara, pues afecta solo a dos de cada millón de personas a nivel mundial. Para que esta enfermedad sea curable, es necesario identificarla y tratarla en el momento preciso.

Angélica Licona, gerente médico de Enfermedades Raras para Novo Nordisk México, explicó que para saber identificar a la hemofilia adquirida es necesario conocer sus diferencias de la congénita. Esta, según la especialista, es una enfermedad de carácter autoinmune, con ello, una persona con un sistema de coagulación previamente sano desarrolla anticuerpos o inhibidores contra uno o varios factores de la coagulación. “El factor de la coagulación más frecuentemente dañado en la hemofilia adquirida es el Factor VIII y esta disminución en la concentración del factor da como resultado una tendencia hemorrágica importante“, explicó Licona.

Bajo esta línea, los patrones de hemorragia observado en la hemofilia adquirida es muy diferente al observado en la forma congénita. Las hemorragias articulares (hemartrosis) que se dan en la hemofilia congénita grave, no son comunes en la hemofilia adquirida, en la que las principales manifestaciones son hemorragias cutáneas (moretones extensos o equimosis) y hematomas en tejidos blandos (músculos y órganos), las cuales suelen ser muy intensas

Otras manifestaciones de la hemofilia adquirida pueden ser hemorragia gastrointestinal y hemorragia posparto prolongada. “Los pacientes pueden fallecer debido a complicaciones hemorrágicas“, advirtió la especialista.

En este sentido, se advirtió que en México y el mundo hay cada vez más casos de hemofilia adquirida, con un índice de mortalidad de hasta 28% debido a un diagnóstico tardío. Una de las razones, de acuerdo con la compañía de salud, es la falta de información de los médicos para identificar la enfermedad. “Lo importante es que tanto médicos como público en general aprendan a identificarla y sepan que hay manera de tratarla. Así, el paciente tendrá la posibilidad de retomar su vida normal, siempre y cuando reciba el tratamiento adecuado“, aseguró Licona.

Dentro del tratamiento de la hemofilia adquirida, está erradicar la presencia del anticuerpo o inhibidor y detener la hemorragia, en donde es recomendable el uso de agentes de puenteo o agentes “by pass”, dentro de los que destaca el Factor VII recombinante activado para controlar los episodios hemorrágicos. Siendo este de mayor accesibilidad en México en las diferentes instituciones de salud, así lo más importante es un diagnóstico oportuno.