Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll Joaquín Díaz, títere del Diario de Yucatán

Joaquín Díaz, títere del Diario de Yucatán

795
Huacho Díaz Mena candidato del PAN a la gubernatura de Yucatán

En su afán de atacar al candidato Rolando Zapata Bello que lleva la delantera, Joaquín Díaz Mena utilizó una nota del Diario de Yucatán, cuando los yucatecos cada vez estamos convencidos de que la mentira, calumnia e infamia es lo que caracteriza a la ex biblia de Yucatán, convirtiéndose un lacayo al servicio de Diario de Yucatán.
Pero el hecho deja muy claro el mensaje de la intención de ese medio de comunicación de influir en el ánimo del candidato y sus electores, manipulando la realidad e imponiendo su línea para el nuevo gobierno de la entidad.¿Es correcto que un medio de comunicación sea quien imponga sus propios deseos para la conducción política de Yucatán? Y más, cuando estamos plenamente conscientes de la intención maquiavélica de querer ser nuevamente reinvidicado como una entidad todopoderosa. Sobretodo cuando es clara la mentira, la incongruencia, la polarización y la búsqueda de división de la sociedad.
El domingo pasado, en la Primera Columna que firma Carlos Menéndez Navarrete afirmó que se votaría por el PRI siempre y cuando cambiará su lema del «Orgullo y Compromiso», cuando sería muy interesante saber cuánto se está embolsando el periódico es sus versiones impresas y on line con los banners publicitarios de esa misma campaña que tanto critica.
Este es sólo un ejemplo de la incongruencia en el discurso del Diario de Yucatán.
Y en esto se apoyó el día de ayer, en el debate, el candidato Joaquín Díaz, que se vio como un títere del Diario de Yucatán. Por lo que se ganó que el candidato Rolando Zapata le hiciese un llamado a darle más altura a lo que el mismo blanquiazul denomina la oportunidad de contrastar dos formas de pensar; ya que si usa calumnias e infamias de un medio que ya ni se vende como ante porque su credibilidad ha caído por la incongruencia con su propio discurso, y sobretodo, por que le ha mentido a la sociedad, de esa baja calidad es la argumentación presentada por el Díaz Mena.
Por eso se le noto errático, sin que pudiera presentar un hecho concreto y sustentado en números reales. La postura fue la misma que el Diario de Yucatán, solo atacar, polarizar y dividir a la sociedad.
Un medio es para informar. Si el Diario de Yucatán ni eso logra cumplir, mucho menos le debemos permitir que quiera influir en un candidato.