Inicio Noticias Internacional La actividad empresarial de la eurozona se ralentiza en septiembre, los insumos...

La actividad empresarial de la eurozona se ralentiza en septiembre, los insumos se disparan

81

23 sep (Reuters) – La actividad empresarial de la zona euro creció en septiembre a su ritmo más lento de los últimos cinco meses, ya que las restricciones para limitar la variante delta del coronavirus afectaron a la demanda y las limitaciones de la cadena de suministro elevaron los costes de los insumos a su mayor nivel en más de dos décadas, según mostró una encuesta el jueves.

A pesar de que las tasas de infección diaria se redujeron significativamente durante el mes pasado, es poco probable que se levante pronto la mayoría de las restricciones restantes en las principales economías, incluidas Alemania y Francia, debido a la preocupación por la evolución de la pandemia en los próximos meses.

El índice compuesto de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) de IHS Markit, un buen indicador de la salud económica general, cayó a su nivel más bajo en cinco meses, 56,1 puntos, en septiembre, frente a 59,0 en agosto.

Aunque se mantuvo por encima del nivel de 50 que separa el crecimiento de la contracción por séptimo mes consecutivo, se situó muy por debajo de una estimación de Reuters de 58,5.

“El flash del índice PMI de septiembre subraya una combinación no deseada de un crecimiento económico intensamente más lento con precios en marcada alza”, dijo Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, en un comunicado.

“(…) parece probable que el crecimiento se siga debilitando en los próximos meses si los precios y las dificultades con los suministros no muestran indicios de disminuir, especialmente si van acompañados de un aumento de los contagios por el virus a medida que avanza el otoño”.

El subíndice de costes de los insumos se situó en 70,5 puntos, su nivel más alto en más de dos décadas. Esto sugiere que las perturbaciones en el suministro -uno de los principales motores de los precios en todo el mundo en los últimos meses- están lejos de resolverse y que la tendencia al alza de la inflación está aquí para quedarse, al menos durante unos meses.

De hecho, el optimismo sobre la producción futura cayó a un mínimo de ocho meses. Esto contrasta con la mejora de la confianza de los consumidores, según los últimos datos de la Comisión Europea.

El índice PMI que cubre el importante sector servicios del bloque cayó a 56,3 puntos en septiembre desde 59,0 en agosto, su nivel más bajo desde mayo y significativamente por debajo de la previsión de Reuters de 58,5.

Los nuevos negocios -una medida que sigue la demanda en el sector- se expandió a su ritmo más lento en cinco meses.

Asimismo, el PMI manufacturero descendió a 58,7 puntos desde los 61,4 de agosto, su nivel más bajo desde febrero y por debajo de la previsión de 60,3 de la encuesta de Reuters.

Un índice que mide la producción y que alimenta el PMI compuesto cayó a 55,6 desde 59,0, el más bajo en ocho meses.

El debilitamiento de la demanda llevó a las empresas a contratar al ritmo más lento de los últimos seis meses. Al mismo tiempo, la cartera de pedidos volvió a crecer a un ritmo elevado, lo que indica un empeoramiento de las limitaciones del suministro.