Inicio Noticias Internacional La Cámara de Comercio de la UE insta a China en una...

La Cámara de Comercio de la UE insta a China en una carta a revisar la política de COVID

148

Por Josh Horwitz

SHANGHÁI, 11 abr (Reuters) – La Cámara de Comercio de la Unión Europea en China dijo el lunes que había enviado una carta al gabinete del país en la que detallaba cómo sus medidas de control de la COVID habían perturbado a las empresas europeas y le instaba a revisar sus políticas, por ejemplo permitiendo la cuarentena domiciliaria para algunos pacientes de COVID.

En una carta fechada el 8 de abril y dirigida al Consejo de Estado de China y al viceprimer ministro Hu Chunhua, una copia de la cual fue vista por Reuters y confirmada por la cámara, la cámara dijo que la «vieja caja de herramientas de pruebas masivas y aislamiento» no era capaz de superar los desafíos planteados por la variante Ómicron.

«Las medidas actuales adoptadas para tratar de contener el reciente brote de COVID-19 en China están causando importantes trastornos, que se extienden desde la logística y la producción hasta la cadena de oferta dentro de China», decía la carta, firmada por el presidente de la Cámara, Jorg Wuttke. La carta no se hizo pública.

Añadía que una encuesta rápida de la Cámara de Comercio Alemana en China realizada la semana anterior mostraba que el 51% de la logística y el almacenamiento de las empresas alemanas y el 46% de las cadenas de oferta de las empresas alemanas estaban «completamente perturbadas o gravemente afectadas por la actual situación de COVID-19 en China».

La cámara recomendó revisiones de las medidas de prevención de la epidemia en China, entre ellas permitir que los casos positivos sin síntomas o con síntomas leves estén en cuarentena en casa, y dar a la población china acceso a las vacunas de ARNm.

El Consejo de Estado de China no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios remitida por fax.

«La Cámara Europea se mantiene en contacto con las autoridades pertinentes y espera hacer un seguimiento del contenido de la carta a la mayor brevedad posible», dijo una portavoz de la Cámara.

China aplica una estrategia de eliminación del COVID que pretende analizar, rastrear y poner en cuarentena de forma centralizada todos los casos positivos, y ha impuesto confinamientos en Shanghái y en la provincia nororiental de Jilin para intentar acabar con los recientes brotes.

Los confinamientos han obligado a las fábricas a cesar su actividad o a operar mediante un «circuito cerrado» en el que personal seleccionado permanece en las instalaciones para mantener las líneas en funcionamiento en un momento en que se restringen los envíos al exterior. Sin embargo, incluso algunas operaciones en circuito cerrado se han visto afectadas por el cierre de los proveedores.