Inicio Análisis político Alejandro López Munguía La desesperación de Crescencio.

La desesperación de Crescencio.

2669

La desesperación de Crescencio.

En el Congreso del Estado se comenta con insistencia que el diputado del PANAL, Crescencio Gutiérrez está desesperado porque se apruebe la iniciativa de reforma a la Ley del Isstey. Al momento de escribir el presente editorial, la iniciativa que presentó la Comisión que preside el legislador plurinominal, está siendo discutida en la Comisión de Puntos Constitucionales. Se da por descontado que dicha iniciativa será aprobada y agendada para aprobarse en el pleno la próxima semana.

Pero lo grave del asunto es que no se está cumpliendo con lo que establece el Acuerdo para la creación de la Comisión Especial para la Atención  de la Situación del Isstey, que en su parte medular establece: Dar seguimiento a las investigaciones que las autoridades competentes realizan sobe el esclarecimiento de los hechos y motivos que dieron origen a la situación actual (quebranto financiero) del Isstey.

La actitud del diputado Crescencio contrasta con las protestas de diversas organizaciones de trabajadores y jubilados, que han manifestado su inconformidad por el daño que la reforma causaría a los trabajadores.

En su protesta dejaron claro que lo hacen para proteger a 38,500 familias derechohabientes del Isstey, que se verían afectadas por la iniciativa de reforma presentada por el PAN en contubernio con el diputado de Nueva Alianza.

También se cuestionaron del por qué los trabajadores tienen que trabajar 5 años más y pagar doble de las aportaciones, para pagar pensiones jubilatorias, si los culpables del desvío y desfalco al Isstey tienen nombre y apellido. Exigieron una auditoria al Isstey para conocer a fondo todas las atrocidades que se cometieron. “¡Que paguen los culpables!” – “¡Exigimos justicia!”, agregaron.

La actitud que ha asumido Crescencio Gutiérrez dista mucho de lo que los trabajadores exigen. Se comporta como si fuera un diputado más al servicio del poder ejecutivo. ¿Por qué actúa de esa forma?, ¿a quién obedece Crescencio?, ¿qué gana portándose como un “gutiérritos” del poder político blanquiazul?. Es una situación terrible que impacta negativamente en el partido Nueva Alianza, pues pierde toda la dignidad política al avalar la conducta «servil y borrega» de su legislador. ¿En qué ayuda la actitud sumisa y servil de Crescencio a los trabajadores de la educación del estado de Yucatán?. Al parecer en nada, de hecho, se pudiera considerar una gran traición al magisterio libre y trabajador.

Pedirle a Crescencio que reflexione en estos momentos sería cosa inútil, pues visto está que le urge cumplir con la encomienda que le dieron. Sin embargo, él debería tomar en cuenta el enorme costo político que esta conducta asumida le redituará. A ver, ¿por qué no “quemaron” a un diputado del PAN?, pues por que necesitaban a un “tonto útil”, que dizque para “convencer” a los maestros y maestras de la entidad. ¡Qué tal!.

Por lo que ha demostrado, Crescencio es el tipo de diputados que nunca más deben llegar al Congreso del Estado. Lástima porque es un buen tipo, honesto, sencillo, humilde, amable. Creo que por eso lo eligieron para una tarea explosiva. Nunca debió aceptar ese reto. ¿Y después quién lo va a ayudar a limpiar su imagen ante miles de trabajadores dañados y molestos?. Ahí la dejo.