Inicio Sin categoría La familia Kasuga, empresarios con visión. Por Mtro. Antonio Aranda

La familia Kasuga, empresarios con visión. Por Mtro. Antonio Aranda

2431

Estimados Lectores hoy este espacio se lo dedico a una familia que ha sido un ejemplo de cómo se debe administrar un negocio u organización, con gran visión y liderazgo humanista. Me refiero a la familia Kasuga, de inmigrantes -como muchas de empresarios que se han asentado en nuestro país- quienes con otra mentalidad hicieron de México su casa y lo más importante, han dejado un legado muy importante para los empresarios y dirigentes mexicanos, pues su filosofía de vida y de trabajo siempre está dirigida a brindar lo mejor a sus clientes (internos y externos) y mantener empresas u organizaciones que se autogestionan.

Primero me referiré a DonCarlos Kasuga Osaka, fundador de industrias KAI, su primera empresa de productos inflables a quien se encargaron los aros olímpicos de México 68 y cuyas conferencias son desde los 90´s de asistencia obligada para quienes estudiamos administración o negocios.Posteriormente fundador de Yakult de México empresa que ha ganado cualquier cantidad de premios nacionales e internacionales en materia de Calidady que es un ejemplo de que en México y con los trabajadores mexicanos es posible crear y hacer cosas importantes obteniendo estándares y resultados de la más alta calidad.

Kasuga Osaka sostiene que es indispensable el conocer de cerca a sus empleados y familias incluso “autoinvitándose a cenar”, cómo él mismo manifiesta en sus conferencias. Esto para conocer sobre sus preocupaciones, inquietudes y aspiraciones y poder actuar en consecuencia bajo el supuesto de que “un empleado contento se quedará de por vida en tu empresa”. De igual manera llama la atención su forma de reclutar personal, haciendo énfasis en contratar gente de bien, con valores, pues el conocimiento técnico se le puede enseñar, pero los valores no es tan fácil hacerlo. –Prefiero gente con valores sólidos, pues para que quiero excelentes profesionistas con un currículum muy amplio si van a venir a mi empresa a robar- señala.

Don Carlos ha recorrido el país de punta a punta aportando su granito de arena para lograr la transformación que la gente de México necesita hacer, en sus empresas, en su entorno y sobre todo, consigo mismos.

Su hijo, el MBA Alejandro KasugaSakai ha seguido su ejemplo y con una visión innovadora y un liderazgo incansable ha desarrollado metodologías basadas en su origen japonés pero perfectamente adaptadas a nuestra idiosincrasia y valores, las cuáles ha aplicado con todo éxito en las empresas Yakult. Incursionando en la consultoría de negocios ha compartido sus técnicas y métodos en varias empresas de más de 60 países, algunas de las cuales hemos tenido la fortuna de implementar en el Gobierno del Estado.

Alejandro Kasuga también ha recorrido mucho terreno en este medio de la mejora continua y participando al igual que su padre en foros y conferencias -con el único afán de dar a conocer en México y el Mundo sus herramientas de mejora- es un amigo de Yucatán y nos ha visitado ya en repetidas ocasiones.

Nuestro reto en el sector gubernamental ha consistido en adoptar esta filosofía y sus métodos en la burocracia estatal.Definitivamente podemos corroborar que a diferencia de la iniciativa privada, en gobierno esto presenta el doble o el triple de complejidad, pues implica el convencer a la gente en hacer las cosas de manera muy diferente a como han venido haciéndolo en base a la “costumbre” o a la rigidez de lo que las leyes nos establecen y mandan, pero de igual manera hemos constatado que esto sí es posible pues actualmente hay muy buenos ejemplos del éxito de éstas en Yucatán de los cuáles escribiré en posteriores entregas.

Hace unos días tuve la oportunidad de visitar por segunda ocasión Yakult Puebla, y además de constatar nuevamente el agradable trato de su personal, el clima laboral que ahí impera, el orden y disciplina –se respira productividad- con que se conducen y el liderazgo participativo y carismático del Maestro Alejandro, lo que en ésta ocasión llamó mi atención enormemente es como durante los dos días de estancia (fuimos a evaluarnos y certificarnos en la metodología OIV junto con cinco colaboradores) desfilaban empresarios, niños y jóvenes en grupos y vistas de campo para conocer más de cerca éste caso de éxito y su filosofía. “Agenda llena” pues me comentaron que en un día bajo reciben “solamente tres grupos”.

Por lo tanto amigos lectores y empresarios si ustedes buscan un ejemplo para ejercer el liderazgo transformacional y metodologías de mejora que puedan impactar la cultura laboral de su gente volviéndolas más productivas, proactivas y competitivas, sin duda la familia Kasuga es un muy buen modelo a seguir.

Y si dirige actualmente una empresa familiar vale mucho la pena emular esta mancuerna de Don Carlos y Alejandro, padre e hijo que se han convertido en referentes en los temasde mejora continua y competitividad en nuestro país. Hay en las redes sociales un muy buen número de videos en donde usted puede observar como ambos son entrevistados, platican y difunden lo anteriormente dicho, pero si tiene la oportunidad de que sus directivos (y familia) visten Puebla, seguramente serán muy bien recibidos por estos grandes hombres y mexicanos notables. Va a valer mucho la pena acudir.

Y Aprovechando que hoy nos referimos a un gran ejemplo de dos líderes Padre e Hijo, Muchas Felicidades a todos los papas lectores de Mi Punto de Vista! y nos leemos luego!

M.A. Antonio Aranda Correa