Inicio Noticias Belleza La historia de los tatuajes, sus pros y sus contras

La historia de los tatuajes, sus pros y sus contras

1305

Resulta interesante saber que la palabra “tatuaje” es de origen samoano que proviene del vocablo “tátau” que literal significa “marcar o golpear dos veces“, para después pasar el francés “tatouage” y de ahí al español como lo conocemos. Sin embargo, esta práctica ha estado presente de alguna manera en varias culturas de la antigua y se ha preservado hasta nuestros días, como una forma de manifestación de ideas y de percepciones usando el cuerpo como un lienzo.

En un sentido amplio un tatuaje es una forma de modificación corporal que consiste en cambiar de forma temporal o permanente el color de la piel para plasmar un dibujo, patrón, figura o texto que tiene un significado especial para el portador.

Hoy en día, ante la diversidad cultural que surge de la deshomogenización producto de la globalidad, el tatuaje cobre un significado de identificación y expresión cultural, por lo cual existen infinidad de diseños de tatuajes para hombres y mujeres.

Aunque existe una mitificación negativa sobre una persona que usa tatuajes por procesos de estigmatización social, cada vez con el avance de las libertades, de los derechos humanos, la democratización que compromete a la igualdad de oportunidades sin importar orígenes y culturas y la inclusión social, las concepciones se van modificando y las sociedades empiezan a abrirse a la aceptación de los individuos tatuados.

Independiente de lo anterior es necesario considerar antes de hacernos un tatuaje considerar si nuestro cuerpo está apto y es compatible para no producir rechazos que pueden derivarse de alergias u otras condiciones médicas o corporales. Además, para personas que tienen poca tolerancia para el dolor, hay que considerar que hay partes del cuerpo que pueden ser más sensibles que otras.

Sin embargo, la más importante consideración es la perpetuidad del tatuaje, por lo cual, estará presente en nuestro cuerpo a lo largo de nuestra vida. Y aunque hay procedimientos de láser para removerlos, puede resultar doloroso y varias sesiones.

¿Existe exclusividad de los tatuajes para hombres?

En estos tiempos de empoderamiento femenino, hay mujeres que cada día de forma más abierta abogan por la igualdad y libertad y asumen la decisión de tatuarse al igual que los hombres.

¿Cuáles son los principales factores en contra?

Una persona con tatuajes no se le podrían hacer resonancias magnéticas para el diagnóstico de enfermedades ya que la tinta está conformada por metales que en caso de ser expuestos a la radiación controlada del estudio podría ocasionar quemaduras.

Otra situación interesante en la actualidad con el diseño de dispositivos inteligentes como los relojes, esta tecnología no sería compatible por los metales y los sensores de los equipos.

La seguridad para hacerse un tatuaje

Es necesario e imprescindible que al momento de decidir hacerse un tatuaje se cuente con un tatuador con experiencia y con reconocimiento de su trabajo. El riesgo de usar la tinta con metales si no se sabe aplicar, puede ocasionar diversos problemas médicos que pueden poner el riesgo nuestra integridad física hasta la muerte. Además, se esperaría que le trabajo sea de calidad. No olvidemos que será permanente y lo que menos nos gustaría es un mal trabajo, mal diseño o peor dibujo en algo que nos estará recordando la mala alternativa elegida.