Inicio Análisis político Alejandro López Munguía La standopera Verónica Camino

La standopera Verónica Camino

1496

 

La “Standopera” Verónica Camino.

< En Morena se dice que es la viva imagen de Víctor Caballero >.

I.- La Senadora Verónica Camino es todo un “caso”, es una especie de standopera que no pierde la oportunidad para hacerse notar y protagonizar el momento. Ya abandonó al Partido Verde para irse a Morena, ya fue candidata a presidente municipal de Mérida y tras sufrir una contundente derrota denunció un “presunto fraude”; ahora promueve con “enjundia” la consulta para enjuiciar a los ex presidentes de México. En todo lo que hace siempre hay estruendo, actuación, drama, y “show”. Histronismo puro.

II.- La legisladora ya hizo del “show” su sello personal y ya vimos que en las redes sociales sí tiene seguidores, no como para ganar una elección constitucional, pero sí para interactuar y mantener entretenida una discusión. Ella considera que está haciendo las cosas de forma correcta, sin embargo debería detenerse a valorar que se ve mal, en realidad muy mal.

III.- Y es que, la Senadora no da una. Mientras andaba denunciando la intromisión del Estado en la elección del 6 de junio, arribó el presidente López Obrador y le dio tremendo apapacho al Gobernador Mauricio Vila, dejando en claro que para él todo en Yucatán está marchando bien. O sea.

IV.- Desde que llegó a Morena, Verónica no ha recibido el apoyo del comité directivo estatal. El rompimiento es eterno. Ella no ha podido convencerlos de su verdadero “morenismo”. Para los “morenos” ella significa Rolando Zapata, y más aún, Víctor Caballero. La dupla que gobernó Yucatán de la forma más corrupta que los yucatecos nunca se imaginaron.

V.- Y es aquí donde Verónica está fallando. Pues aún no se deslinda de Rolando ni de Caballero. Ella es emisaria del pasado, y trata de distraer a todos con sus “sketches” – ahora es la consulta, mañana ya se verá -. No ha querido deslindarse y mire que ha tenido suficientes oportunidades. Lleva en los tobillos dos pesadas piedras.

VI.- Hay quienes la alientan para ser la candidata a gobernadora por Morena. Y eso seguramente la anima. Pero debe haber mesura, tranquilidad, serenidad, como dice el presidente. Verónica no está agradando a la gente. Pareciera como si ella considerara que mostrándose aguerrida, peleonera, con poses, logrará hacer consciencia entre los yucatecos de que el estado está mal gobernado y que el gobernador es muy malo. Pero no le funciona porque el mismo AMLO no la respalda.

VII.- Con respecto a la consulta para enjuiciar a los ex presidentes de México, habría que cuestionar a la legisladora ¿por qué cuando militó en el PRI no exigió que se juzgara a Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León y a Enrique Peña Nieto?. Lo hace ahora cuando ellos ya no están y ella traicionó al PRI al abandonarlo y entregarse a las coyunturas políticas que la proyectaron. Oportunismo puro, aunque ella, hay que decirlo, nunca ha dejado de ser priísta, ni rolandistas, ni caballerista, es su formación.

VIII.- Cuando gobernaba el país Enrique Peña Nieto, ella fue diputada estatal, propuesta y protegida por Rolando y Caballero. ¿Por qué no exigió enjuiciar al presidente mientras cometía sus presuntas “grandes fechorías” que hundieron al país?. Porque no podía y no quería. Era imposible, ella amaba a Peña Nieto. ¿Y luego?.

IX.- Los yucatecos nos conocemos y sabemos bien quienes son los que hacen política, quienes los que viven de la política, quienes los oportunistas y quienes los corruptos. A ella la van conociendo bastante bien. Ya saben que Verónica no sabe perder y que su ambición por el poder no parece tener límites. En su fervor político, no se da cuenta que la gente la ve con asombro. Ella se queja de lo que le hicieron, pero cuando era priísta, su gobierno, el de Rolando, hacía lo mismo.

X.- Verónica está buscando una bandera política para hacerse de los afectos de la población. No se ha dado cuenta que los yucatecos valoran el trabajo honrado, el esfuerzo digno, la humildad en la actuación y la honorabilidad en el trayecto de vida. Verónica tiene otros datos. Y el diagnóstico que tiene es malo, es erróneo. Le ha dado una mala lectura a la emoción, al corazón y a la consciencia de los yucatecos. No va bien, y se ve muy mal.

La neta del planeta.– Por primera vez me emocioné con las palabras del presidente AMLO. Dijo en su mañanera que la crítica venga de donde venga le sirve de mucho. Incluso de sus adversarios más férreos, pues le ayudan a mejorar en todo. Y que de eso se trata la democracia. Espero que a los políticos yucatecos les llegue este mensaje porque consideran que los que criticamos su actuación somos sus enemigos.