Inicio Análisis político Alejandro López Munguía La venganza de Verónica Camino, sentencia a Huacho a la derrota

La venganza de Verónica Camino, sentencia a Huacho a la derrota

18466

El rompimiento de Verónica Camino con Huacho Díaz

I.- En la persona del regidor Orlando Pérez Moguel, la senadora Verónica Camino Farjat dejó en claro que no apoyará a Huacho Díaz Mena en la elección del próximo 2 de junio. De paso, le recordó que su estructura de 7,500 operadores en todo el territorio yucateco, no pedirán el voto para él y casi, casi, le anunció que trabajarán en su contra.

II.- La rueda de prensa que encabezó Orlando Pérez, mejor conocido como el “centavito” desde que militaba en el PAN, sentencia el destino de la relación entre la ex priísta Verónica Camino y el ex panista, Joaquín Díaz Mena. Ella le pone un clavo más al ataud de su acérrimo enemigo. En sus palabras, Orlando da testimonio del verdadero sentimiento de Verónica “Huacho cree que volveremos a creer en sus mentiras”.

III.- Y es que, Verónica no podía perdonar que Huacho le mintiera, y la excluyera de todo al grado de humillarla. No le dio candidaturas a presidencias municipales, tampoco candidaturas a diputaciones locales, y menos a diputaciones federales. Incluso hizo todo lo posible para evitar que alcanzara la candidatura como primera fórmula al senado. Huacho se alió a Jorge Carlos “el gordito Marín”, para tratar de descarrilarla y mandarla a la segunda posición.

IV.- Pero, la historia del rompimiento se escribe más atrás, cuando Huacho se hizo del Consejo Político y compró el voto de la gran mayoría de los consejeros para ganar la votación. La forma en la que lo hizo, la ofendió gravemente. Huacho se alió a Rogerio Castro y entre los dos borraron materialmente a Verónica, que llegó a pensar que tendría el respaldo mayoritario de los consejeros.

V.- Verónica Camino nunca logró descifrar las intenciones de Huacho. Quizá no entendió que la llegada de los escandalosos “chapulines” fue precisamente para aplastarla, para desaparecerla del plano político. El primer “chapulín” que representó para ella un grave peligro, fue su compañero de fórmula en el PRI, Jorge Carlos “el gordito” Marín. A pesar de ello, logró la candidatura pero no pudo obtener nada para su equipo político.

VI.- Huacho Díaz le negó espacios para el propio Orlando Pérez; para el ex presidente del del CDE del PRI en Yucatán, Carlos Pavón (general en jefe del equipo de Verónica); para la ex secretaria general del PRI en Mérida, Alejandrina León, su operadora de cabecera; para su madre, la ex diputada priísta, Verónica Farjat; entre otros. El de San Felipe se ensañó con ella, nunca le tuvo para ella una consideración. La repudió desde siempre, desde que le disputó el liderazgo de Morena. De nada sirvieron los pronunciamientos de unidad, basados en falsas promesas de Huacho.

 

VII.- La respuesta de Verónica fue precisa y contundente. Apenas unos días atrás de la rueda de prensa que encabezó Orlando Pérez Moguel, la senadora se tomó una foto con Huacho Díaz Mena, acompañado de su mamá y de su general en jefe, Carlos Pavón. Imagen que el candidato a Gobernador presumió y agradeció en sus redes. El pobre no se imaginaba lo que ella le tenía preparado.

 

VIII.- El severo golpe político que le asestó Verónica, es una sentencia de “muerte” política de dos bandas. Por un lado sentencia a la derrota a Huacho Díaz Mena y por el otro, a Jorge Carlos “el gordito Márin”, su fórmula en el senado.

IX.- No vacila Verónica cuando sentencia a Huacho a una derrota segura. Ella no está sola, cuenta con el apoyo de sus padrinos políticos Rolando Zapata Bello y Víctor Caballero Durán. Rolando quien será el candidato a senador en primera fórmula por la coalición del Frente Amplio por México, integrada por el PAN, el PRI y el PRD. Rolando, el enemigo número uno de Ramírez Marín, trae la encomienda de Alejandro “Alito” Moreno de hacer todo lo posible para que el “gordito Marín” quede fuera del senado. Víctor Caballero, el hombre que desde la sombra, prepara el terreno para su candidatura a diputado plurinominal por el PRI.

X.- El caso de Rolando es especial, pues se erige como la figura dominante en el seno de Morena, toda vez que además de ser padrino de Verónica, aún mantiene gran influencia en personajes como Luis Hevia Jiménez (ex presidente del CDE del PRI y coordinador en jefe de la campaña de Díaz Mena), Marcos Celis (ex representante del PRI ante el Consejo Electoral y ex presidente del Poder Judicial), Pablo Castro (priísta fiel a Rolando), Dafne López (priísta fiel a Rolando), Antonio Homá (compadre de Rolando), entre otros connotados priístas, que en este momento son coordinadores de la campaña de Huacho Díaz Mena. No, Verónica Camino no está sola. Y su venganza contra Huacho está en marcha. “Los astros se han alineado”.

La neta del planeta.- Huacho Díaz Mena se ha equivocado abundantemente. Llegó a pensar que era el dueño del escenario y tarde se ha dado cuenta que solo es un actor secundario. Que pasó de ser el protagonista de un triunfo “seguro”, a una segura víctima. Su nula comprensión de la realidad le convirtió en verdugo de su propio destino. Lo que fue un sueño, hoy ya es pesadilla. Se ha quedado sin recursos, sin aliados, sin financiamiento, ni la defensa de Mario Delgado le ha ayudado. Sus “chapulines” le conducen al fracaso, Rommel Pacheco y el “gordito Marín”, son su gran pecado. Los becarios no bastan, ellos también eran morenistas que se sienten defraudados, decepcionados y trastornados por su desprecio y marginación.