Inicio Noticias Internacional La vicepresidenta colombiana habla con el papa de pobreza y narcotráfico

La vicepresidenta colombiana habla con el papa de pobreza y narcotráfico

216

Roma, 23 oct (EFE).- La vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, habló hoy con el papa Francisco en el Vaticano de cómo la pandemia de coronavirus ha aumentado la pobreza en el país y de “cuánto ha sufrido Colombia por el narcotráfico”.

“El Santo Padre está totalmente consciente de cuánto ha sufrido Colombia por el narcotráfico”, que es “la causa de buena parte de la deforestación”, afirmó Ramírez, tras ser recibida en audiencia privada por el pontífice argentino en la biblioteca del palacio apostólico del Vaticano.

Con Francisco conversó del incremento de la pobreza tras la pandemia de coronavirus y de los esfuerzos del Gobierno de Iván Duque para “que se recupere pronto la economía y se genere más empleo”.

También de los desafíos de América Latina, de la defensa de la democracia, de la situación en Venezuela, y de la protección del medio ambiente.

“El Santo Padre ha estado siempre muy atento a hacer ese llamado, lo que es cuidar la naturaleza, esta casa nuestra, como la llama él, y muy consciente de que el liderazgo de Colombia hoy es sobresaliente en asumir compromisos efectivos para reducir la emisión de gases, proteger las fuentes de agua”, destacó.

El encuentro con el papa duró casi una hora y previamente se reunió con el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, y con el secretario para las Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher.

Con Parolin abordó la próxima cumbre climática COP26 de Glasgow (Reino Unido), pues el cardenal dirigirá la delegación de la Santa Sede en este encuentro, y recordó que Colombia se ha comprometido a reducir en un 51 % sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, todo un “desafío”.

El multilateralismo, la eficacia de las instituciones en la defensa de la democracia y cómo lograr “una recuperación de la economía mundial que le dé oportunidades a la gente” fueron otros temas que trató con el secretario vaticano para las Relaciones con los Estados.

La vicepresidenta y canciller colombiana también vio en los Jardines del Vaticano a la monja colombiana Gloria Cecilia Narváez, quien había sido secuestrada en Malí en febrero de 2017 por un grupo yihadista y fue liberada a principios de octubre.

“Es una persona que durante cinco años estuvo en esas circunstancias tan dolorosas de secuestro y no tiene una palabra de amargura, de dolor, al contrario, tiene una actitud de mucha serenidad, de mucha fe, de resignación y, por supuesto, es una mujer que nos inspira a todos en el mundo al ver lo que se puede lograr a pesar de las dificultades”, apuntó.

Ramírez viajó a Italia para participar en la X Conferencia Italia-América Latina y el Caribe, organizada por el Ministerio italiano de Asuntos Exteriores, un encuentro de carácter bianual en la que la vicepresidenta colombiana reivindicará la importancia de que Europa y el mundo escuchen a América Latina.

“Necesitamos, por ejemplo, que en este dialogo transatlántico que promueve Europa con Estados Unidos se incluya a América Latina. América Latina es parte de las soluciones que necesita el mundo, es una fuente de producción de alimentos impresionante. Necesitamos que América Latina pueda desarrollar todo su potencial en alimentos procesados que sirva para la seguridad alimentaria en el mundo”, sostuvo.

“Hay que oír a América Latina, hay que incorporarla en programas de financiamiento para la producción, para el desarrollo del valor agregado. América Latina tiene gran parte de los pulmones de la humanidad, está la Amazonía, y una riqueza hídrica absolutamente incomparable”, añadió.