Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll Laguna de precampaña benefician al PAN

Laguna de precampaña benefician al PAN

654
alt

Sin embargo, ambos aspectos hoy están en escrutinio público ante la incapacidad de los legisladores de prever las diversas variables que se podían presentar en la dinámica vida política del país.
Por un lado es bueno que los partidos políticos cuenten con el tiempo de precampaña más definida en términos de tiempo y costo. Sin embargo, también es potestad de los partidos decidir sus propios métodos de selección de candidatos, entre estos, si así se lo permiten los estatutos, la proclamación de candidatos únicos o de unidad. En estos momentos tanto la izquierda, encabezada por el PRD, y el PRI han elegido ya sus candidatos sin la necesidad de un proceso interno entre contendientes. No obstante el PAN si tiene procesos internos al ser varios los aspirantes a las candidaturas, lo que habilita a los últimos al disfrute de los derechos y obligaciones concernientes a la definida precampaña.
Esto ha abierto una laguna legal que ha sido resuelta por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación – conocido popularmente como TRIFE – de que sólo los partidos que tengan procesos internos con contendientes, es decir el PAN, tienen el derecho del uso de los espacios publicitarios convenidos al tiempo de precampaña. En contrasentido, los partidos que no tengan ese tipo de procesos, PRD y PRI, quedan sus precandidatos virtuales excluidos para el uso de esos espacios.
Lo que si duda constituye una falta de equidad en el manejo de información y a la definición política y estatutaria de los partidos políticos que tienen el derecho de elegir libremente a sus candidatos. No faltó en la discusión de este escenario que tanto en el PRD como el PRI se propusiera la precandidatura de otros miembros del partidos en un proceso simulatorio solo para acceder al uso de los tiempos asignados a precampaña. Hay que reconocer en ambos, PRI y PRD, madurez política y respeto a sus procesos internos sin caer en las simulaciones políticas aunque están ahora navegando contra corriente al no poder posicionar sus imagenes y propuestas encontraposición del PAN donde las personalidades si están en la discusión política y mediática.
Como toda ley, es un proceso perfectible que sin duda requiere de ajustes para ser más claros en lo que se puede hacer o no en tiempos de precampaña y campaña políticas. Hoy se tiene que actuar dentro del marco legal vigente. El Tribunal ha sido claro en su interpretación de la ley aunque no resuelva realmente el origen del problema.