Inicio Noticias Nacionales Legisladoras y legisladores expresan comentarios sobre el informe de actividades 2020 de...

Legisladoras y legisladores expresan comentarios sobre el informe de actividades 2020 de la CNDH

245
0

Participan integrantes de los grupos parlamentarios de Morena, PAN, PRI, PT, MC, Encuentro Social y PVEM

Intervienen durante la sesión telemática de la Comisión Permanente

 

Legisladoras y legisladores de Morena, PAN, PRI, PT, MC, Encuentro Social y PVEM expresaron sus comentarios sobre la presentación del informe anual de actividades 2020 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por parte de su presidenta, María del Rosario Piedra Ibarra.

 

En sesión telemática de la Comisión Permanente, en representación de Morena, María de los Ángeles Huerta del Río señaló que el informe de la CNDH muestra que se han resuelto problemas; asimismo, reconoció que “los derechos humanos son la brújula que guía las decisiones de las políticas públicas y que hoy existe una genuina atención a las víctimas y a la gente más vulnerable”.

 

Del mismo partido, el senador Alejandro Armenta Mier expresó que el trabajo de Rosario Piedra Ibarra ha logrado con plena claridad representar los derechos humanos de las y los mexicanos. Agregó que si bien es cierto, la CNDH tiene el reto enorme de hacer justicia a la ciudanía que reclama que la impunidad no sea el común denominador del poder público, los desafíos no pueden ser solucionados en sólo dos años.

 

Del PAN, la senadora Kenia López Rabadán dijo que México necesita una institución fuerte, independiente, autónoma, con autoridad moral y que no tenga miedo de confrontar al poder. Indicó que, a casi un año de la crisis sanitaria por la pandemia, la CNDH no ha emitido ni una sola recomendación general. Preguntó ¿qué opinión merece que se está inmunizando a los llamados Siervos de la Nación, en lugar de vacunar al personal médico de instituciones públicas, de hospitales no gubernamentales y de personas que trabajan en crematorios y funerarias.

 

De forma presencial, el diputado Cruz Juvenal Roa Sánchez (PRI) afirmó que la CNDH no ha ofrecido respuestas concretas a las víctimas de violencia de género y feminicidios; además, ha brillado por su ausencia ante la peor crisis sanitaria de la historia. Estimó que consolidar una cultura de respeto a los derechos humanos y garantizar la progresividad, es un reto que demanda la responsabilidad compartida, y un compromiso institucional para señalar los excesos del poder público sin importar la afinidad política.

 

La diputada Adriana Gabriela Medina Ortiz (MC) dijo que la gestión de la CNDH debía ser un referente positivo en el fortalecimiento y protección de los derechos humanos; el cambio de visión de gobierno debe servir para protegerlos, sin importar la tendencia ideológica, la preferencia política, el poder adquisitivo o cualquier otra consideración.

 

La senadora Nancy de la Sierra Arámburo (PT) refirió que la CNDH enfrenta grandes retos ante la pandemia y consideró que ha hecho un esfuerzo para responder a la crisis, con la atención a mujeres y niñas víctimas de violencia intrafamiliar. Reconoció su labor en el acompañamiento a familiares de personas desaparecidas y la emisión de las recomendaciones, pero consideró que no es suficiente ante las 60 mil desapariciones, pues los familiares necesitan recursos, acceder a la justicia expedita y protocolos de búsqueda eficientes.

 

También del PT, el diputado José Luis Montalvo Luna destacó la labor de la titular de la CNDH por privilegiar el diálogo y poner en el centro a las víctimas. Reconoció la respuesta de la institución para coadyuvar a atender el incremento de la violencia de género que se acrecentó por la pandemia; atender la problemática de los migrantes y de los menores no acompañados, así como el fortalecimiento de las relaciones de cooperación y colaboración con organismos internacionales regionales.

 

La diputada Esmeralda de los Ángeles Moreno Medina (Encuentro Social) enfatizó que, en esta contingencia sanitaria, la protección de los derechos humanos es fundamental para el ejercicio de derechos y libertades. Refirió que ante el confinamiento han aumentado las agresiones físicas y psicológicas contra menores de edad y adultos mayores en situaciones de violencia intrafamiliar.

 

También de Encuentro Social, la senadora Katya Elizabeth Ávila Vázquez subrayó que el derecho a la salud es un derecho inclusivo que no se limita al acceso a la atención e infraestructura sanitaria. Corresponde a la CNDH brindar el acompañamiento pertinente en caso de denuncia por el no acceso al derecho a la salud y acercar las herramientas de exigibilidad a la ciudadanía, dada la situación de emergencia generada por la pandemia.

 

La senadora Verónica Noemí Camino Farjat (PVEM) señaló que “el rol de la CNDH va más allá del ombudsperson, pues también debe ser un contrapeso de los intereses de los Poderes de la Unión”. Ante la pandemia, reconoció que uno de los primeros actos de la CNDH fue proteger al personal médico que combate al COVID-19, a través del exhorto a las autoridades sanitarias de todo el país a adoptar medidas necesarias que garantizaran la seguridad del personal.

 

Hoy se tiene una CNDH más autónoma y de defensoría del pueblo

 

Al dar respuesta a los comentarios de las y los legisladores, mediante plataforma digital, la titular de la CNDH, María del Rosario Piedra Ibarra, subrayó que se han emitido 113 acciones de inconstitucionalidad y 103 recomendaciones.

 

“Hoy tenemos una Comisión Nacional de los Derechos Humanos más autónoma que nunca, no sólo del gobierno, sino de los partidos y los grupos económicos, porque lo que hoy tenemos es una defensoría del pueblo. Estaremos del lado de las víctimas; en 2020, defendimos al pueblo”, añadió.

 

Frente a la pandemia de COVID-19, precisó que la CNDH ha defendido a los enfermos y a los trabajadores de la salud; ha emitido informes, pronunciamientos, exhortos y recomendaciones y está en vías de concluir una recomendación general.

 

“El Estado mexicano debe garantizar la protección y el acceso a la salud de todas las personas y estamos vigilantes para que cumplan con sus obligaciones constitucionales, particularmente, en la Campaña Nacional de Vacunación y, si es preciso denunciar, denunciaremos”, añadió.

 

También, dijo, se ha defendido al pueblo migrante, a los pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes; a las mujeres; a las niñas y niños, sobre todo aquellos con cáncer que necesitan medicamentos; se han defendido a las personas con discapacidad, a la comunidad LGBTTTI, a los periodistas y a los defensores de derechos humanos.

 

Piedra Ibarra precisó que este es el momento para reformar las instituciones de fachada y convertirla en una institución que necesita el pueblo. Hoy los recursos de la CNDH se van, aclaró, para privilegiar a la atención de las víctimas, “menos aparato y menos altos sueldos y privilegios”.

 

Solicitó el apoyo del Congreso de la Unión para fortalecer a la CNDH y darle “dientes”, pues las demandas han crecido y se han acumulado los agravios. “Vivimos otro tiempo al que se tenía cuando se creó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos; las víctimas han tenido que recurrir a los organismos internacionales”.

 

Finalmente, la presidenta de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, diputada Dulce María Sauri Riancho, precisó que con este ejercicio se da por cumplido lo dispuesto en los artículos 102, apartado B, noveno párrafo de la Constitución Política; artículo 15 y 52 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

 

Indicó que este es el informe que la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos nos hizo llegar esta mañana y una copia en su versión física será entregada a la Cámara de Diputados y otra a la Cámara de Senadores.

 

La legisladora pidió turnar el informe a las comisiones de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados y de la Cámara de Senadores.

 

 

 

Boletín de prensa