Inicio Análisis político Columnista MPV Los candidatos y su visión de la mejora continua

Los candidatos y su visión de la mejora continua

1283

Uno de los temas que quienes trabajamos en ello siempre notamos ausente o con muy poca importancia en los planes de gobierno y por ende desde la agenda de los candidatos sin duda es la mejora continua. Abordaremos los puntos torales que deberían aparecer y para que servirían y cómo se reflejarían en la visión de los principales actores políticos del momento.

La mejora continua implica un cambio de fondo en la forma en como enfrentamos la vida, no solamente pensando en los retos y obstáculos sino en cómo transformarlos en oportunidades. Sin duda es un cambio de mentalidad o “chip” para todos, principalmente en cuanto a la burocracia se refiere. Y es que una de las mayores problemáticas se da cuando se pretende introducir un cambio en algún sistema, proceso o método para hacer las cosas, la resistencia al cambio que se presenta es impresionante en las oficinas de gobierno. Se necesita de una política pública o una estrategia transversal en este tema.
También la mejora continua implica planificación y orden, y si bien es cierto que en todo gobierno hay planes, la ejecución de los mismos dista mucho de poseer efectividad y sobre todo de eficiencia. Los compromisos que los candidatos hacen durante sus campañas los ponen “bajo la lupa” de los ciudadanos y deben tener una estructura de gobierno que les permita revisar periódicamente estos compromisos y ajustarlos de acuerdo con las necesidades del contexto.

Lo anterior nos lleva a otro elemento fundamental de la mejora continua que es la verificación, o sea el seguimiento puntual de metas y objetivos; es decir, los resultados que todo gobierno debe dar, de una forma transparente y con indicadores precisos de su desempeño. Esto implica romper con la inercia de una cultura de la “no evaluación” que desafortunadamente permeó desde nuestros subsistemas educativos hacia la fuerza laboral de instituciones y organizaciones de gobierno.

En cuanto a los municipios también es necesario romper paradigmas y modernizar leyes para que la iniciativa privada participe junto con organizaciones no gubernamentales y puedan hacer una sinergia en la cual sociedad organizada, instituciones educativas y gobierno puedan acabar con mucho del rezago que se ha arrastrado por generaciones, sobre todo en los municipios que no son capitales o no concentran la mayor actividad económica de la región, lo que los pone en una natural y clara desventaja para implementar procesos y sistemas de mejora.

En los estados, sin duda, hace falta una estrategia transversal en la que participen todas las instituciones, generando y diseñando programas que cuiden al usuario final de sus bienes y servicios, generando una cultura de excelencia en el servicio tanto interna como externa, así como la adopción de tecnologías de información aplicadas a la mejora continua que permitan una mayor interacción entre usuarios y funcionarios.
También es necesaria la capacitación dirigida y discriminada para generar y certificar competencias, lo que debiera ser fundamental en la adopción del servicio público de carrera, que ha sido y sigue siendo un reto para la profesionalización, acompañado de la evaluación de estas competencias y el desarrollo de nuevas habilidades en un estado que le apueste a la capacitación constante de sus funcionarios en todo nivel.

Por la parte Federal se debe crear un organismo desconcentrado que aglutine la Estrategia General de Buen Gobierno y Competitividad, pues la actual Función Pública atrae mayormente competencias propias de las contralorías, pero no realiza una contribución directa a la capacitación y formación de estas estructuras y personal de gobierno. Es decir, antes de evaluar se tuvo que haber preparado al personal para esta evaluación, lo que muchas veces no sucede.

De igual manera es necesaria la obligatoriedad de estas políticas y estrategias de mejora continua, así como se está haciendo con la mejora regulatoria y su ley, ya que deben ir de la mano para lograr el desarrollo institucional con organizaciones eficientes y competitivas ya que no se entiende aterrizar la mejora regulatoria si primero no se trabaja al interior del gobierno a todo nivel.

Y así, a unos días del arranque de las campañas, espero que estas traigan propuestas, plataformas y candidatos con elementos innovadores y transformadores así como una gran voluntad para que hagamos que tanto Mérida, Yucatán y México tengan gobiernos que los lleven a mejores escenarios en este 2018, y como siempre… Nos leemos luego!

M.A. Antonio Aranda Correa