Inicio Noticias Internacional Los equipos de la ONU responden al mortífero terremoto en el oeste...

Los equipos de la ONU responden al mortífero terremoto en el oeste de Nepal

145

Un fuerte terremoto de 6,4 grados de magnitud sacude zonas rurales del país en mitad de la noche. Hasta el momento, se reportan 150 personas fallecidas y cientos de heridos. Las necesidades inmediatas incluyen apoyo médico, respuesta traumatológica, extracción de personas atrapadas bajo los escombros y evacuación de los afectados a lugares más seguros.

 

Los equipos de las Naciones Unidas en Nepal están respondiendo al devastador terremoto en el oeste del país, mientras los últimos informes registran que más de 150 personas han muerto y cientos más han resultado heridas.

El fuerte terremoto, de 6,4 grados de magnitud en la escala de Richter, sacudió los distritos rurales de Rukum Occidental y Jajarkot poco antes de la medianoche del viernes (hora local) mientras las familias dormían en sus casas, la mayoría de adobe, atrapando a muchos bajo los escombros. Desde entonces se han registrado varias réplicas.

El temblor también se sintió en la capital, Katmandú, a unos 510 kilómetros de distancia. La gente salió corriendo de sus casas, con el recuerdo aún fresco de los mortíferos terremotos de abril y mayo de 2015.

Los seísmos de 2015 se cobraron casi 9000 vidas, destruyeron o dañaron gravemente más de 500.000 viviendas y redujeron a escombros ciudades, escuelas, hospitales y lugares históricos centenarios.

Situación actual y respuesta de la ONU

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), el acceso a Jajarkot está obstruido por los corrimientos de tierra provocados por el terremoto. Se están realizando esfuerzos para reabrir la carretera.

Hasta ahora, la mayoría de los daños se han registrado en Jajarkot y Rukum Occidental. El Gobierno ha desplegado helicópteros del ejército para búsqueda y rescate, y ha enviado personal médico adicional a los hospitales regionales y de campaña.

Las necesidades inmediatas incluyen apoyo médico, respuesta traumatológica, extracción de personas atrapadas bajo los escombros y evacuación de los afectados a lugares más seguros. El inminente invierno ha subrayado la necesidad crítica de ropa de abrigo y refugio, atención sanitaria y alimentos.

Los organismos de la ONU han intensificado su respuesta, y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEFha desplegado equipos de socorro y suministros humanitarios, como mantas y lonas impermeables.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también está movilizando una respuesta, mientras que el Centro de Satélites de la ONU (UNOSAT) ha sido activado para realizar una evaluación remota de los daños mediante el análisis de imágenes por satélite.

Vulnerabilidades agravadas

Este es el mayor terremoto que ha afectado a Nepal desde el de 7,3 de magnitud de 2015, y es el último de una serie de seísmos que han sacudido el oeste de Nepal en el último año.

“El impacto de este último terremoto está, por lo tanto, agravando las dificultades y vulnerabilidades de las comunidades que aún se están recuperando de choques anteriores en áreas donde ya prevalecían bajos indicadores socioeconómicos y mecanismos de afrontamiento al límite”, dijo la agencia de asuntos humanitarios.