Inicio Análisis político Alejandro López Munguía ¡Los finalistas!

¡Los finalistas!

3395
Carlos Berlin, Virgilio Mendez, Pablo Gamboa, Mauricio Sahui, JC Ramírez M.

Llegó el Presidente EPN, y el candidato del PRI al gobierno del estado será…

Por fama, el candidato sería Jorge Carlos Ramírez Marín; si es por consigna, entonces sería Pablo Gamboa; si es por apuesta generacional, entonces sería Mauricio Sahui Rivero; si es por una tercera vía entonces sería Carlos Berlín Montero. Ahora si se trata de la voluntad presidencial, podría ser el General Virgilio Méndez Bazán.

El Presidente Peña Nieto podría optar por una alternativa diferente a las que se han venido mencionando. El General Virgilio es diputado federal por Yucatán, sí, aunque muchos, yo diría la gran mayoría no lo saben. Y es diputado federal por voluntad del mandatario.

Peña Nieto ha estado muy pendiente de la disputa por la candidatura en la entidad. De hecho, ha preguntado a diversas gentes sobre el perfil de Pablo Gamboa. El mandatario ha sido preciso en sus preguntas. No se sabe a ciencia cierta cuál será el resultado de su decisión, lo que sí, es que el nombre del «premiado» saldrá de su boca.

Las porras en realidad no funcionan en este momento. El Presidente conoce el perfil de cada aspirante a la gubernatura. Sabe del peso específico de cada uno y conoce perfectamente sus fortalezas y debilidades. Si de algo sabe Peña Nieto es de saber elegir bien a los candidatos.

Con Pablo Gamboa el PRI de Yucatán corre el riesgo de dividirse. Pablo no garantiza la unidad interna, elemento fundamental para ganar una elección.

Con Jorge Carlos Ramírez Marín, la cosa se pondría «patas arriba». La riqueza del diputado sería un asunto negativo de gran alcance. ¿Cómo podría el PRI defenderlo?, ¿cómo podría revertirlo?.

Con Mauricio Sahui se presenta un elemento a considerarse, Sahui representa a la generación que está gobernando. Esta generación que no quiere nada con la hegemonía que representa Emilio Gamboa. Sahui uniría a los principales grupos que apoyan a Rolando Zapata.

Con Carlos Berlín Montero, el PRI tendría un conciliador. Lo sabe el Presidente Peña Nieto. Berlín es un elemento que representa fortaleza para el tricolor. Cero negativos y conocimiento del estado.

Con el General Virgilio Méndez Bazán, el Presidente tendría un gran aliado. Para el mandatario esta sería una salida «salomónica». Nadie lo conoce, tiene un gran prestigio y su condición de Militar civilizado, lo hace atractivo para el presidente.

En la recta final nadie puede vaticinar lo que el mandatario decidirá, pero es evidente que el nombre de Virgilio Méndez Bazán está sonando fuerte. Ahora que si opta por jugársela arriesgando, le concederá a Emilio Gamboa su deseo designando a Pablo, su hijo. De igual manera, si Peña Nieto opta por Ramírez Marín, la contienda será más que intensa.

Si Peña Nieto opta por algo realmente serio, entonces le daría la oportunidad a Berlin Montero. Allí la cosa se pondría interesante, porque el PRI no tendria que luchar por revertir negativos sino que se enfocaría en la estrategia para ganar miles de votos.

Ahora bien, si Peña le refrenda la confianza a Rolando Zapata, el candidato será Mauricio Sahui Rivero. Y entonces sí, el PRI yucateco muy identificado con Rolando, daría la pelea.

La política es competencia, y estamos a punto de conocer quien es el ganador y se lleva la candidatura, después analizaremos si puede o no ganar la elección constitucional.