Inicio Noticias Medicina Más que una dieta es necesario, es adoptar un estilo de vida

Más que una dieta es necesario, es adoptar un estilo de vida

433

Es momento de cambiar de hábitos preferir el consumo de frutas, verduras y dejar la pizza, las tortas, los tamales  solo para los fines de semana.

Se vale combinar olores, sabores 

 

Ante el alto contagio de enfermedades virales, respiratorias, gastrointestinales como el COVID-19 y el dengue que actualmente están enfermando a la población es necesario fortalecer el sistema inmunológico comiendo sano, apostándole más al consumo de frutas y verduras que nos aportan vitaminas que a las harinas y grasas, señalo la Dra. Betina Lara Ceballos, Nutrióloga de la Clínica Hospital APP Mérida ubicada en Susula del ISSSTE.

Destaco que no hay una dieta especial que deba llevarse en el antes, durante y después del contagio de dengue o COVID-19 u otras enfermedades víricas, lo importante es fortalecer el sistema inmunológico, estar fuertes para que los síntomas nos afecten menos. Podemos  ser precavidos y estar con las defensas en alto comiendo de manera saludable y que esto haga menos agresivos los embates de los virus.

Bienvenidas todas las frutas y verduras todos los días de la semana dijo la nutrióloga. Cualquier momento  es el mejor para poner un alto a muchos hábitos y costumbres alimenticios inadecuados, cada día tenemos la oportunidad de iniciar una nueva vida  por lo que el ISSSTE en Yucatán invita no solo a sus derechohabientes, sino a la población  en general a adoptar hábitos saludables de alimentación.

La nutrióloga  dijo que el Instituto promueve el plato del buen comer que se basa en la sana combinación de los alimentos, de todo se puede comer, pero con medida. Es una realidad indiscutible los yucatecos debemos aprender a comer y hacer ejercicio para disminuir el índice de la obesidad que hoy afecta a cerca del 70% de la población aproximadamente, las personas que tienen un peso corporal normal, y además siguen patrones de alimentación saludables se conservan.

Por otro lado, el plato del bien comer busca reorientar aquellos patrones alimentarios deficientes hacia otros más saludables que permitan a las personas no sólo recuperar el peso normal, sino que les ayuden a mantenerse saludables y a prevenir y controlar las enfermedades.

Para orientar hacia alimentación correcta, el Plato del Buen Comer clasifica a los alimentos en 3 grupos, de acuerdo con los requerimientos del organismo. En realidad, todos los grupos son igual de importantes, ya que se necesita de los 3 para estar sano. Debemos consumir frutas y verduras  estos alimentos son una fuente muy rica de vitaminas, minerales, agua y fibra.

Informo que los cereales y los tubérculos son fuente de energía que proporcionan hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibra. Las leguminosas y los productos de origen animal  nos proporcionan proteínas, vitaminas y minerales  siendo las más empleadas en la cocina yucateca el fríjol, las lentejas, el garbanzo y la soya.  En este grupo de alimentos también se encuentran las oleaginosas, incluyendo el cacahuate, la pepita de calabaza, el ajonjolí, el piñón, la almendra, la nuez y en ocasiones el pistache.

La nutrióloga destaco que es necesario asegurar siempre la máxima higiene al almacenar, preparar y consumir los alimentos y no olvidar nunca lavarse las manos con agua y jabón antes de comer, después de ir al baño o después de cambiar pañales. También recordar que los pescados y los mariscos deben consumirse bien cocidos evitar comerlos crudos.

Recomendó disfrutar los alimentos y comer tranquilos; tratar de no comer solo y siempre que sea posible procurar que haya un ambiente agradable; masticar el bocado despacio y de preferencia que éste sea pequeño. Incluya al menos un alimento de cada grupo en cada una de las tres comidas del día. Dijo que se debe utilizar lo menos posible la grasa, los aceites, el azúcar y la sal. Siempre debemos preferir los aceites a la manteca, la mantequilla o la margarina. Y de los aceites refirió inclinarse por el consumo del de oliva o el de canola, en poca cantidad. Cocinar con poca sal, endulzar con poca azúcar, no tener la costumbre de  poner la azucarera o el salero en la mesa para moderar el consumo de estos productos que los contienen en exceso.

Es necesario beber  por lo menos 2 litros de agua. Algo muy importante es que deje de comer antes de sentirse demasiado lleno, no olvide que lo que se requiere es quedar satisfecho, no importa que quede un poco de comida en el plato.

“La cintura debe medir menos  de 90 centímetros, si mide más es momento de realizar un régimen alimenticio con la finalidad de deshacerse de esos kilos de más”.

 

 

Boletín de prensa