Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll Miserable el apoyo de la SEGEY para limpieza de las escuelas

Miserable el apoyo de la SEGEY para limpieza de las escuelas

1971

En su propia página de Facebook, el secretario de educación pública de Yucatán el preparatoriano Liborio Vidal afirma “Hoy más que nunca, de la limpieza de las escuelas depende la salud de nuestros estudiantes, los maestros, los maestros y personal escolar de Yucatán”

Y como dice algunos, si quieres saber tu precio, ¿cuánto pesas en oro? Veamos de cuanto es el compromiso por apoyar a una escuela si consideramos la cantidad de insumos que en día de hoy se empezaron a repartir para una escuela:

Sanitizante 5 litros

Jabón de tocador Rosa Venus

Un rollo de papel higiénico

Un tapete sanitizante

Detergente de 4.5 kilos

15 cubrebocas

2 escobas

Un rastrillo

Una cubeta

1 termómetro para cada 70 alumnos.

No se entregó ni bolsas de basura, cloro, franelas, ni jalador. La usuaria Zulemita May Dzul en el Facebook comparte la siguiente imagen para que nos demos cuenta de lo que se recibió en su escuela, inclusive con escobas rotas.

 ¿Para cuánto días cree usted que tales insumos durarán?

¿Esto garantiza un retorno seguro para los maestros y nuestros niños a las escuelas?

¿Así está garantizada la salud en la comunidad escolar?

Pero para Felipe Espinosa, con lo que vemos que está entregando en la CEDE de Peto a una sola escuela es iniciar con “… mucho entusiasmo y toda actitud”, para rematar que con esta acción las “…escuelas de la Región Peto, el Gobierno del Estado y la Secretaría de Educación del Gobierno Estado (sic), comprometidos con la educación?”

¿Aplausos? En verdad se le debe dar aplausos y reconocimiento por demostrar ese compromiso con la educación?

La molestia se ha evidenciado en las redes sociales donde se ha memetizado este “loable y comprometido esfuerzo” y se acrecientan las dudas para cuando se tengan que recibir a los niños y no se cuenten con TODOS LOS RECURSOS NECESARIOS

Como bien sabemos las escuelas están impedidas de pedir cuotas de colaboración, ni condicionar el acceso al aula en función de apoyo o no de los padres de familia. No existen recursos propios, ya que las escuelas han estado cerradas.

Por lo cual cabe la pregunta ¿de dónde se van a sacar los recursos económicos que se requieren para la adquisición de los sanitizantes, materiales de limpieza, cubrebocas que serán necesarios para los niños durante toda la jornada escolar por si algún niño no tenga el indicado o lo extravíe, se caiga, se ensucie y otros que son igualmente necesarios para mitigar y evitar los contagios?