Inicio Noticias Belleza Mitos de la alimentación

Mitos de la alimentación

1111

Existen cientos de reportajes, vídeos y artículos acerca de este tema, tanto que yo al hacer un poco más de investigación, porque nunca está de más consolidar nuestra información, salí con un poco más dudas de las que consideraba tener, aunque algunas fuentes sí me ayudaron a resolverlas.

En varias fuentes y me refiero a la mayoría, escuchaba o leía casi los mismos mitos, pues hay gente que sigue pensando en ellos como algo certero. Por aquí les dejo algunos para tenerlos bien claros porque aunque los escuchemos mucho, no significa que no sean buenos o importantes, al contrario, por ejemplo: evitar carbohidratos de todo tipo para adelgazar, falso; hay que ingerir carbohidratos porque nos aportan energía, el punto es saber la diferencia entre los carbohidratos simples y los complejos.

Para no hacer larga la explicación, los simples debemos consumirlos lo menos posible y los complejos añadirlos a nuestra alimentación diaria de preferencia durante el día.

Carbohidratos complejos son: cereales tipo avena, arroz, pasta integral, lentejas, trigo, cebada y zumo de frutas.

Los carbohidratos simples son los de azúcares refinados, existen algunos que pueden consumirse si se hace alguna actividad de intensidad física: miel, yogurth bajo en grasa, leche deslactosada.

También depende mucho del objetivo que una persona tenga, porque claro, si hablamos de reducir grasa coorporal, los carbohidratos simples son los que más tenemos que apartar de nuestra dieta alimenticia, pero si es lo contrario, se pueden consumir moderadamente.

Otro de los mitos más comunes son:

-Comer fruta como postre: Las frutas son más recomendables en las meriendas para saciar cierta ansiedad de comer que podamos tener y también para mantener trabajando nuestro metabolismo, brindando a nuestro cuerpo los micronutrientes que necesita. Aunque, un tip que te puedo dar, es que cuando quiero juntar mi comida con una merienda en una sola comida, lo hago de una a dos horas aproximadamente antes de entrenar, pues así conservarás más energía (esto me fue recomendado por un especialista en nutrición).

-Beber hasta dos litros de agua al día: Este mito era algo que yo igual apoyaba, pues pensaba que nuestro cuerpo necesitaba lo suficiente para hidratarse y darle un mejor funcionamiento a nuestro organismo, pero tras checar varios estudios que se han realizado, estos dicen que debemos consumir el agua que nuestro cuerpo nos pida y necesite, ya que cada cuerpo tiene un funcionamiento diferente.

Las cantidades abundandantes de agua, sólo se toman cuando se necesita por algún problema de salud y un especialista lo medique, así el caso de las personas que sufren y padecen de dabetes o problemas en los riñones.

-Evitar las grasas para mantenernos saludables: Las grasas se pueden consumir, lo que debemos tomar en cuenta son las cantidades y las veces que se consumen, porque los frutos secos son grasa que el cuerpo necesita, al igual que el aguacate, la leche (descremada), los quesos blancos, el yogurt bajo en grasa y los aceites de oliva, de girasol o de soya.

Lo que cuenta son las porciones, esa es la clave. Ahora bien, pasaré a los mitos que yo considero que se deben tratar más a fondo para manejar con más seguridad nuestra dieta alimenticia. Como apunte, en ellos me base gracias a comentarios que he escuchado en más de tres ocasiones y aquí quiero aclararlos.

El principal y casi protagonista de este tema son los carbohidratos, expliqué al principio del artículo su funcionamiento y los dos grupos en que se dividen, pero se piensa que estos son muy pesados y pueden perjudicar una quema de grasa, pues por dichos mitos se creó esta mala fama, pero lo cierto es que los carbohidratos nos ayudan en la quema de grasa, son nuestros mejores y principales aliados, ya que se componen de más de tres azúcares y contienen fibra, vitaminas y minerales. Eso sí, tardan más tiempo en ser digeridos y por lo tanto nos conservan una energía más prolongada que nos beneficia, porque nuestro organismo adapta todos sus nutrientes, haciendo que se genere una quema de grasa durante una digestión.

Es por eso que al consumir estos cereales nuestro cuerpo evacúa más rápido nuestros desechos, pues está aprovechando los nutrientes de los carbohidratos. Así que sin más que decir y para cerrar este tema, disfruta tus cereales y carbohidratos favoritos con la confianza de que te ayudarán a mejorar tu cuerpo y su digestión.

-La mujeres que se ejercitan y beben proteína hacen agrandar su cuerpo: Esto es completamente falso, aparentemente hoy en día la gente está sumándose a una vida ‘fitness’ ya sea por moda, o por salud y así como hay personas que saben los beneficios de la proteína, también hay personas que piensan todo lo contrario. Esta proteína nos hace un bien pues es únicamente un suplemento que nos ayuda a darle una regeneración más efectiva a los músculos trabajados durante el entrenamiento, siendo esta regeneración el la causa del fortalecimiento del músculo, se oxida la grasa y se tonifica el cuerpo, así está más que claro que la proteína es un beneficio para las personas que se ejercitan.

-Comer 5 o 6 veces al día para acelerar el metabolismo: A mí en lo personal me sorprendió que esto sea considerado como un mito, pero al explorar más sobre este tema le entendí el sentido y por eso me gustaría compartirlo. Yo siempre he dicho y recomendado hacer 5 comidas al día por varias razones; para no pasar hambre, acelerar el metabolismo, brindarle al cuerpo los nutrientes que necesita, etc… Pero lo que logré entender, es que varios especialistas en investigación pudieron deducir que lo importante es la ingesta calórica adecuada para cada persona y lo fundamental es dividir las calorías en ciertas cantidades de comidas, es decir, si tu ingesta calórica debe ser de 1400 kcal puedes dividirlas en tres o cuatro, o hasta cinco comidas, por supuesto integrando todos los macro y micro nutrientes exigidos en tu dieta diaria. Aunque comer cinco veces al día no garantiza la quema de grasa.

El punto y la clave está en consumir lo ideal para cada objetivo, ya sea en muchas o pocas comidas.

Un tip que siempre me mantendré fiel, pues lo he comprobado, es que, el cuerpo debe comer cuando lo pida, variando en cierto orden los alimentos, es decir que si en el desayuno consumi cereales, proteína y grasas, mi siguiente comida deberá aportar más minerales como la fruta y en mi siguiente comida hacer el mismo proceso, recalcando siempre que se debe tener un balance en la ingesta de calorías en el día. Así que no importa si quieres hacer tres, cuatro o hasta seis comidas, siempre y cuando sea un correcto balance en ella.

 

-El desayuno es la comida más importante del día: Este es otro mito que me sorprendió, puesto que he sido víctima de él. Lo cierto, es que las conlusiones hechas tras varias investigaciones, han arrojado que el desayuno sólo es una comida más durante el día. Como se comentó y se ha comentado a lo largo del artículo, lo importante es integrar todos los nutrientes y dividir nuestras calorías totales en las comidas. Yo te recomiendo que hagas una ingesta mayor de calorías dos horas antes de hacer alguna actividad física, para mantener saciado tu cuerpo y con más energía, este puede ser en la tarde o en la mañana, dependiendo de tu agenda.

-Por último pero no menos importante, se dice que no se debe comer después de las 6 de la tarde. Esto también es completamente falso, de ser así no sería un bien ejercitarnos en la noche, pues siempre posterior a un desgaste físico se debe compensar para alimentar y regenerar el músculo, es decir, con alimentos ricos en proteína y carbohidratos. Lo que debemos hacer es comer dos horas como mínimo antes de dormir, ya que ese tiempo es el que tarda nuestra digestión en hacer efecto y así nuestro cuerpo trabajará de manera más efectiva por la noche, mientras dormimos para nuestra regeneración.

Existen un sin fin de mitos, así como hay personas que creen que el hacer ejercicio compensa al cuerpo tras ingerir comidas rápidas, azúcares o harinas, también están las personas que piensan que no deben comer mucho para no recuperar lo que tanto les costó trabajar y hacen una excepción con los nutrientes necesarios como la proteína, carbohidratos y optan por cosas ligeras como frutas o ensaladas. O bien, están las personas que creen que las bebidas dietéticas o empaques light, ya que aparentemente no son dañinas pues no contienen azúcares como las bebidas gaseosas o de empaques comunes (sólo basta con revisar la etiqueta de ingredientes para saber que contienen igual o más cantidad de azúcar o bien, tienen edulcorantes que son dañinos y al final el cuerpo los recibe como azúcar que se convirte en grasa).

 

Espero haber podido ayudar a aclarar un poco todas las dudas que existen alrededor de estos temas, mismo que son de conversación en nuestro día a día, para ampliar nuestro conocimiento y adaptarnos a lo que más nos parezca efectivo. Como último tip te recomiendo estar siempre orientado por especialistas de tu confianza, no hagas dietas rigurosas y únicamente come los alimentos correctos, tu cuerpo hará el resto.