Inicio Noticias Medicina Neuronas impulsan la actitud competitiva y ecología social

Neuronas impulsan la actitud competitiva y ecología social

221

A partir de esta actividad la competitividad puede aumentar o disminuir

 

NOTIPRESS.- Investigadores identificaron un grupo de neuronas con la capacidad de influir en las interacciones de competición entre individuos, lo cual jugaría un papel importante en el ambiente social. El equipo de investigadores del Hospital General de Massachussets (MGH ), centraron su investigación en como el cerebro rige el nivel de competitividad de los individuos y sus repercusiones.

De acuerdo a los expertos, este tipo de trabajos serán útiles no solo para los científicos con interés en la interacción humana, sino también para el estudio de algunas condiciones neurológicas«Las interacciones sociales, tanto en animales, como humanos, ocurren comúnmente en grupos numerosos. Estas tienen una importancia sobresaliente en las diferentes ramas de la sociedad», dice el investigador William Li.

«Qué procesos dentro del cerebro crean el impulso del comportamiento activo de los grupos sociales sigue siendo un misterio incomprendido, en parte porque solo se ha estudiado a individuos en solitario. Se analizó el comportamiento de grupos de ratones de forma inalámbrica a través de miles de interacciones en grupos competitivos» comentó Li.

Al examinar los resultados arrojados por los electrodos previamente colocados en los ratones, los investigadores observaron algunos detalles. Por ejemplo, que las neuronas en la región cingulada anterior del cerebro tienen la capacidad de almacenar la información de clasificación social. Estos resultados dan pie a un análisis más profundo sobre como los animales tienen la capacidad de decisión sobre su entorno.

«Estas neuronas dieron datos del comportamiento grupal y su dinámica al momento de competir por la comida, además de información sobre recursos disponibles« explica Ziv Williams, otro de los coautores del trabajo. Williams también asegura que en conjunto, dichas neuronas podrían llegar a predecir el resultado del propio animal al competir.

Si se toma en consideración lo anterior, los mismos investigadores aseveraron que la manipulación neuronal en esta región del cerebro tendría la capacidad de incrementar o reducir el esfuerzo competitivo de un animal. «En otras palabras, podríamos hacer un ajuste incrementando o disminuyendo el impulso competitivo del individuo, haciéndolo de forma selectiva evitando modificar otros puntos en la fisionomía del comportamiento« dijo Williams.

Esta investigación abre una puerta para los expertos en ciencias del deporte, donde se ha visto que no es cuestión solo de atributos físicos. Además de ello, se esta fuertemente influenciado por señales neuronales con la capacidad de modificar la competitividad de cualquier individuo.

Adicionalmente, se proporciona información de la conducta grupal y la disputa en diferentes situaciones. Ello puede ayudar a diseñar experimentos para comprender el cerebro en diferentes entornos. Williams comentó: «Desarrollar una comprensión del comportamiento grupal y la competencia tiene relevancia para el estudio de trastornos neurocognitivos como el autismo o esquizofrenia«.