Inicio Noticias Ciencia y tecnología OMS revela datos estremecedores en el Día Mundial de la Higiene de...

OMS revela datos estremecedores en el Día Mundial de la Higiene de Manos

253

Cada hora mueren 100 pacientes en el mundo por infecciones asociadas a la atención de la salud, dice Sandra Fabiola Casas Ramírez

 

La presidenta del Colegio Mexicano de Profesionales en Esterilización y de la Federación Latinoamericana de Ciencias de la Esterilización Hospitalaria, Sandra Fabiola Casas Ramírez, manifestó que cada hora mueren 100 pacientes en el mundo por infecciones asociadas a la atención de la salud.

“Esos son los datos que registra la Organización Mundial de la Salud, pero esas infecciones pueden ser prevenibles”, aseguró la licenciada en Enfermería egresada de la Universidad Autónoma de México.

En entrevista exclusiva sobre los puntos más importantes de su ponencia que ofreció en forma virtual en el Hospital O´Horán, en el marco del Día Mundial de la Higene de Manos, la especialista auditor de Centrales de Esterilización de América Latina y Asia, aseguró que la acción más importante para prevenir infecciones intrahospitalarias es el lavado de manos.

“Es una acción sencilla, económica, que se debe incorporar como hábito de trabajo para todos los profesionales de la salud, desde médicos, enfermeras, terapeutas, psicólogos hasta la recepcionista y el vigilante”, indicó.

Casas Ramírez hizo una petición especial: “Todo el mundo debe lavarse las manos, porque es la única manera de eliminar los microorganismos en uno de los mecanismos más comunes de transmisión que es el contacto a través de las manos y las superficies”.

La especialista consideró que el problema de no lavarse las manos es una cuestión cultural, de adaptación a las normas, estándares y reglas.

“El problema en Latinoamérica es nuestra cultura, siempre se piensa que no pasará nada y que podemos trabajar como sea y que eso de las infecciones es un invento de alguien; entonces, lo que tenemos que hacer es adaptar o adoptar hábitos adecuados para prevenir las infecciones”, explicó.

Otro problema en Latinoamérica y México “es que no hay un registro adecuado de las infecciones, es decir se trabaja con un sub-registro que indica que de 10 casos a veces no se reportan ni dos, porque están mal identificadas o porque los hospitales no quieren evidenciar que ese problema existe en sus instituciones y además, si evidencian el problema estarían hablando de una mala calidad en la gestión de los procesos”.

Casas Ramírez dijo que en los hospitales de México hay mucha rotación de personal en las áreas, principalmente si son hospitales-escuela, como el Hospital O´Horán, “ahí aprendemos los médicos, las enfermeras, los pasantes de cualquier profesión del área de la salud y la situación es que llegan sin preparación y empiezan a tocar pacientes y superficies, eso significa que encontramos es un índice más alto de infecciones”.

Contundente, la especialista de Higiene manifestó que cualquier profesional de la salud debe entender que “la seguridad del paciente es el eje rector de todas nuestras acciones, no importa qué tanto nivel de educación profesional tengamos”.

Reveló que actualmente los trabajadores de la salud pueden tener maestrías o doctorados, pero ni así le dan importancia al lavado de manos.

“Creo que lo importante no es alcanzar mayores niveles educativos, sino adoptar mejores hábitos y entender que la seguridad del paciente es fundamental y que una infección asociada a la atención de la salud está hablando de mala calidad de la atención”, aseveró.

La presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales en Esterilización exhortó a adoptar el hábito de lavarse las manos “siempre, antes y después de tocar a los pacientes, antes y después de tocar objetos que le pertenecen al paciente, al llegar al trabajo y antes de irse, porque también llevamos microorganismos del hospital a la calle y a la casa”.

Pidió no tomar a la ligera sus consejos, “lavarse las manos debe ser un hábito cotidiano, mientras más rápido entendamos eso, más seguros estarán nuestros pacientes”.

Finalmente, comentó que celebrar el Día Mundial de Higiene de manos es importante, “porque nos recuerda la gran responsabilidad que tiene el personal de la salud para conservar la seguridad del paciente, mejorar la calidad de vida del enfermo y no agravarla con nuestras acciones”.