Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Otra vez Rolando… ahora al senado

Otra vez Rolando… ahora al senado

22579

Tremendo susto nos pegó (a los yucatecos) Marko Cortés, líder nacional del PAN, al anunciar en rueda de prensa a nivel nacional, que Rolando Zapata será el próximo candidato por mayoría, al Senado de la República por el Frente Va por México, integrado por el PAN, el PRI y el PRD.

Y es que, se tenía la sospecha de que Rolando sería el candidato vía plurinominal del PRI, pero, Marko manifestó que el ex gobernador sería de mucha ayuda para el candidato a gobernador Renán Barrera Concha, toda vez que, según dijo, fue el mandatario mejor calificado durante su gestión 2012 -2018.

Lo que no sabe Marko es que los ciudadanos no coinciden plenamente con él. Esa parte de la gestión de Rolando corresponde a un pasado que se extinguió en la elección del 2018. Hoy los yucatecos recuerdan a Rolando no por sus buenas calificaciones como gobernante, sino por el quebranto financiero del Isstey, por el cobro del 30% como moches, condicionamiento para el pago a proveedores. También se acuerdan que el actual gobierno tiene demandada a la administración de Rolando, por casi dos mil millones de pesos en faltantes.

Peor aún, un sector muy importante de priístas recuerda a Rolando con rencor, pues le achacan el hecho de haber entregado la gubernatura al PAN. Miles de priístas perdieron sus empleos y sufrieron la desdicha de ser corridos por la nueva administración.

Esta bien que Rolando se lance al ruedo de la competencia. Según Marko, le va a ir bien. Según la realidad, quién sabe.

Y es que, el PRI tiene apenas un 5% de intención al voto. ¿Cuánto más podría obtener Rolando?.

El asunto trascendental es, si Rolando es el “culpable” de que el priísmo se haya “desmoronado”, “resquebrajado”, “fracturado” y por eso haya “chapulineado” a Morena, ¿cómo podrá atraer, convencer, seducir, a los priístas para que regresen?.

Tremendo reto el que tiene Rolando y su equipo. El propio Gaspar Quintal va a tener que cargar con él y ese yugo lo tendrá que soportar, sin chistar. Gaspar nunca se imaginó que ser presidente del PRI sería tan sufrido. Sin dinero, sin estructura, enfrentando el rechazo de miles de priístas que lo ven como lo que es, el líder de un PRI nada poderoso, nada seductor, nada prometedor.

Sin embargo, qué bueno que Rolando saldrá a competir. “Cargará su cruz”, se enfrentará a la realidad, el pueblo no lo quiere, quizá los promotores que le acarreé Gaspar griten porras, pero el pueblo no. Por dinero Rolando no parará, pues salió de la gubernatura muy bien económicamente hablando. 

No estoy seguro que Rolando ayude al candidato a Gobernador, es más, se corre el riesgo de que se pierdan votos.

En fin.