Inicio Noticias Internacional Petro y los medios: entre “canalladas” y su propia radio institucional

Petro y los medios: entre “canalladas” y su propia radio institucional

155

Bogotá, 18 mar (EFE).- “Es un nuevo día en la Colombia multicolor”, así empieza, tras el himno nacional, el programa de radio que la Presidencia lanzó el 13 de febrero y por el que desfilan el mandatario, ministros y altos cargos para defender su gestión, mientras que la relación del Gobierno con los medios ha sufrido varios baches.

El mismo día que arrancaba “Colombia Hoy Radio”, difundido en Youtube y al que se puede conectar cualquier medio del país y emisora local, la ministra de Salud, Carolina Corcho, explicaba la reforma del sector que esa tarde iba a radicar como proyecto de ley en el Congreso.

“Es básicamente la apertura de un nuevo canal de información de la Presidencia con la ciudadanía y con los medios de comunicación”, asegura a EFE el consejero Presidencial para la Información y Prensa, Germán Gómez.

Explica que la idea es “descentralizar la información que sale de todos los ministerios y de la Presidencia misma”, pero ante un gabinete con ministros esquivos a la prensa, la sensación es que es un medio para transmitir mensajes sin que el periodismo, en su esencia de cuestionar el poder, interfiera.

El responsable de prensa de Presidencia asegura que “aunque en la práctica sucede, no tiene el objetivo de ser la competencia de la radio en la mañana, sino abrir ese espacio de comunicación” que está presentado por periodistas del propio gabinete de comunicación de Presidencia.

TWITTER, ENTRE LA DIFUSIÓN, EL DEBATE Y EL RUIDO

Más allá de este nuevo canal y los tradicionales, Petro tiene en Twitter un canal para difundir sus ideas y debatir con quienes lo contradicen, una red de la que tiene completamente las riendas y no deja acceder a nadie.

En medio de ese ruido, sobre todo mañanero, los medios han caído en las teclas del presidente, que desde que asumió el cargo ha utilizado esta red social para expresar sus opiniones más sinceras y desmentir informaciones que considera incompletas o falsas.

El último caso sonado es el del portal digital La Silla Vacía, que en una nota sobre la familia del mandatario publicó la foto de Antonella, su hija de 15 años, lo que el presidente calificó de “canallada” y que desató un intenso debate sobre el uso de la imagen de la adolescente y sobre la forma en la que Petro respondió al medio de comunicación.

El director de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), Jonathan Bock, considera que en este caso la forma inicial en la que el presidente se manifiesta sobre el contenido no es “la adecuada”.

“Utilizar la palabra canalla y utilizar sus redes sociales no es lo adecuado. Por el contrario, lo que hizo después publicando una carta, eso ya se acerca mucho más a lo que debería ser (su respuesta): una comunicación formal, sin adjetivos, donde explícitamente se hace el llamado a lo que él considera que no se debió haber publicado, que es la foto de su hija”, dice a EFE.

En esa misiva, Petro incluso lamenta que su reclamo en las redes sociales “haya dado pie para que algunas ciudadanas y ciudadanos” les enviaran “mensajes desobligantes” a los periodistas de La Silla Vacía.

Sin embargo, luego publicó otro tuit en el que sigue sosteniendo que lo hecho por el portal fue una “canallada” y avivó un debate que ya se había apaciguado.

Para Bock, el presidente, en los siete meses que lleva en el poder, ha ubicado al periodismo “en un escenario de tensión y de confrontación”, lo cual considera riesgoso en un país como Colombia donde hay “un contexto de violencia muy alto” y el año pasado, por ejemplo, “fueron amenazados 218 periodistas” y dos fueron asesinados.

UN PROBLEMA DE GOBIERNO

Los problemas del Estado y la prensa no son exclusivos de Petro, se extienden a otros funcionarios, y también pasan por las dificultades de cubrir ruedas de prensa desde la distancia.

Es por esa razón que 83 periodistas firmaron en febrero una carta en la que señalaron que “si bien es cierto que el poder nacional está concentrado en Bogotá, el interés de las decisiones que allí se toman irradia a todo el país”.

Por esa razón consideran “inexcusable que cualquier institución del Estado se abstenga de transmitir declaraciones públicas, conferencias y ruedas de prensa”.

Justamente otra de las razones por las que se creó “Colombia Hoy Radio” es para que radios comunitarias y locales puedan conectar y difundir información que quizás de otra forma no les llegaría, dicen de Presidencia.

Sin embargo, el director de la FLIP sugiere al Gobierno que haya “mejores mecanismos para entregar la información” y una mayor disposición para atender a los medios, pues el presidente, por ejemplo, ha dado muy pocas entrevistas desde que asumió el cargo.

Jorge Gil e Irene Escudero