Inicio Noticias Nacionales Presentan encuesta de los efectos del Covid-l9 en niñas, niños y adolescentes

Presentan encuesta de los efectos del Covid-l9 en niñas, niños y adolescentes

321

La Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, que preside la diputada Ana Lilia Herrera Anzaldo (PRI), realizó el foro Diálogos por la infancia. Presentación de la Encuesta Nacional Encovid19. Los efectos de la Covid-l9 en el bienestar de las niñas, niños y adolescentes durante la pandemia.

 

En el evento se dieron a conocer los resultados obtenidos en diferentes levantamientos entre 2020 y 2021 sobre las afectaciones a la infancia y la adolescencia en el contexto de la pandemia, para apuntar a medidas y acciones que atiendan los aspectos prioritarios de los impactos en los hogares.

 

La diputada Herrera Anzaldo explicó que este ejercicio permitió conocer el impacto de la pandemia en un sector fundamental de la población que son las niñas, niños y adolescentes. “El reto es traducir los resultados en la agenda legislativa y en el presupuesto”.

 

Enfatizó que este es un fenómeno sin precedentes donde la política es fundamental debido a que la pandemia deja más vulnerable a nuestra niñez y adolescencia, sin acceso a derechos fundamentales y a un cuadro básico de vacunación, no solo contra el Covid-19.

 

Destacó que es fundamental contar con un Sistema Nacional de Cuidados, se requieren estancias infantiles y escuelas de tiempo completo, especialmente porque una de cada tres mujeres está al frente de un hogar y necesita de este sistema.

 

Catalina Gómez, jefa de política social del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), explicó que la encuesta fue desarrollada para conocer el impacto de la pandemia en hogares con niñas y niños, de manera conjunta entre la Unicef y el Centro de Investigación de la Universidad Iberoamericana.

 

“Los datos los empezamos a recolectar en mayo de 2020 y el más reciente en octubre de 2021, los cuales son de representatividad nacional y tienen un valor importantísimo porque permiten monitorear la evolución de las afectaciones”.

 

Al presentar los resultados de la Encovid19 Infancia, Graciela Teruel, directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad, precisó que esta fue realizada de manera telefónica y contiene resultados de año y medio.

 

Resaltó las afectaciones a la salud mental y señaló que a lo largo de la pandemia uno de cada tres mexicanos presentó síntomas de ansiedad, lo cual fue constante y aumentó en los hogares con niñas, niños y/o adolescentes, ya que además de problemas de ingresos, deben hacerse cargo de sus hijos, quienes estuvieron dentro de los hogares con todas las tensiones.

 

“Aunque no hay indicadores de ansiedad en los menores, había comportamientos como pesadillas frecuentes, dejar de comer, subir de peso, dolor de cabeza, tristeza y falta de ánimo, lo que pone el foco rojo pues pueden empezar a presentar problemas de salud mental”, añadió.

 

Informó que el ocho por ciento de los hogares con integrantes de 4 a 17 años reportó que algún menor no se inscribió a la escuela; el 50 por ciento de quienes abandonaron la escuela tiene entre 24 y 17 años, de ellos 53 por ciento son hombres. Puntualiza que el 44 por ciento abandonó la primaria, 19 por ciento la secundaria y el 26 por ciento el nivel de preparatoria. “Es grave porque qué haremos con quienes no regresaron a estudiar”.

 

​Sin embargo, el 98 por ciento de estudiantes de preescolar, 93 por ciento de primaria, 94 por ciento de secundaria y 93 por ciento de preparatoria, se encuentran emocionados o contentos por el regreso a clases.

 

La diputada María Guadalupe Chavira de la Rosa (Morena), explicó que la niñez vive condiciones de vulnerabilidad y una etapa crítica en tiempos de pandemia porque esta situación agudizó las adversidades en las que se encontraba el país antes de la emergencia sanitaria.

 

Señaló que es importante afinar y sacar la ley porque el sistema de cuidados tiene que ser transversal, inclusivo y, sobre todo, atender la salud mental de la población, especialmente de la niñez.

 

Laura Barrera Fortoul, diputada del PRI, indicó que se necesitan presupuestos adaptados a las necesidades que se requieren en el país para atender los problemas que vino a sumar la pandemia. Se debe procurar atender la pérdida de empleos y la deserción escolar. “Los niños no deben de trabajar; se debe aprobar la iniciativa del ingreso básico universal para atender esta problemática”.

 

Estimó que la seguridad alimentaria es fundamental debido a que México ocupa el primer lugar en obesidad infantil. Advirtió que no habrá ninguna pandemia o problema que podamos enfrentar si no trabajamos en la alimentación y nutrición de las niñas, niños y adolescentes.

 

La diputada del PVEM, Roció Alexis Gamiño García, externó su preocupación por la pérdida de empleos de madres y padres de familia, ya que esto impacta directamente en el desarrollo de la niñez. “Es indispensable emprender acciones en favor de este sector porque enfrenta una realidad devastadora y distorsionada”.

 

También, se requiere atender las enfermedades mentales en la infancia porque con la pandemia aumentaron los casos; asimismo, implementar programas para detener la deserción escolar

 

La diputada de Morena, Erika Vanessa Del Castillo Ibarra, dijo que los datos que se mencionan tienen que ver con una gran brecha de desigualdad que existe y que con la pandemia “se abrió la caja de pandora”, y salieron temas como de que somos el país número uno con obesidad y diabetes.

 

Consideró que se debe impulsar el deporte como prioridad para mejorar la salud mental, ya que además la violencia ha aumentado y por ello niños se han suicidado; otro de los problemas que se han agudizado.

 

La diputada Margarita Zavala Gómez del Campo (PAN) señaló que la salud mental es de las más graves carencias, lo que se suma a la urgencia sanitaria por la falta de abastecimiento de medicinas e infraestructura hospitalaria y abandono al personal de salud. “Son dos años que los menores han escuchado de enfermedad, de muerte y de deudas. Son los principales despojados en esta pandemia”.

 

“Debemos cambiar todos como autoridad, una reorientación del gasto público hacia el sector salud y educación, abastecer medicamentos para niños con cáncer y que requieren quimios, y una mayor recuperación de la reactivación económica mediante apoyos a estancias infantiles y a la pequeña y mediana empresa, además de realizar un diagnóstico por escuela en materia de salud mental para saber cuántos niños perdieron a algún familiar o tienen secuelas”.

 

La diputada Dulce María Corina Villegas Guarneros (Morena) mencionó que debe existir especial atención hacia las niñas y niños que viven en zonas marginadas del país. Comentó que son muchos padres de familia que solicitan apoyo y atención a la salud mental de sus hijos.

 

Es alarmante el número de suicidios en jóvenes debido a la falta de acceso a mejores oportunidades. “Debemos trabajar a favor de este sector que ha quedado en vulnerabilidad ante la pandemia, generemos políticas públicas y el presupuesto que atienda estos temas”, puntualizó.

 

Recomendaciones de Unicef

 

Catalina Gómez, jefa de Política Social de la Unicef, realizó las siguientes recomendaciones en torno a los resultados de la encuesta: es importante que se extiendan los mecanismos de apoyos a las familias y de quienes están en los sectores más afectados como son las madres y padres de familia que trabajan de manera informal.

 

Implementar medidas de protección social y bienestar para que las mujeres puedan regresar al trabajo, ampliando la oferta del cuidado infantil. Asimismo, ampliar los programas existentes como la beca para niñas y niños de madres trabajadoras.

 

En materia de seguridad alimentaria, comentó que se debe promover la buena nutrición, acabar con la desnutrición infantil, elaborar políticas públicas que garanticen la alimentación adecuada para la niñez y regular las bebidas y alimentos no saludables.

 

Apuntó que es de gran relevancia implementar y promover acciones para la protección de la salud mental y que en las escuelas los docentes puedan ser agentes de cambio; que se expandan los servicios de atención a la salud mental y prevención del suicidio, especialmente en adolescentes que viven situaciones de violencia.

 

 

 

Boletín de prensa