Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll ¿Qué entender por regreso voluntario a clases?

¿Qué entender por regreso voluntario a clases?

3798
0

Es muy cierto que la educación es uno de los sectores sociales que más ha sido perjudicado por el confinamiento que nos ha obligado la contingencia sanitaria en este 2020. La sistematización de la educación ha consolidado que los procesos educativos vayan perfilados con los avances en la psicología del desarrollo que integra la evolución física, mental y de interacción social. Procesos que han sido alterados en todo ya un año escolar y que representarán un reto su normalización cuando ya se pueda regresar nuevamente a las actividades presenciales.

Desde marzo del curso escolar pasado, la necesidad de evitar mayor propagación del virus Sars-Cov-2 nos condujo a cerrar las escuelas y trasladar la actividad docente a la casa con uso de las tecnologías de información y, en el caso de la educación pública, al iniciar el presente curso escolar impulsar la estrategia de Aprende en Casa II en los principales canales de televisión pública.

Al acercase el mes de enero, mitad del curso escolar, la duda sobre el posible regreso a la actividad presencial vuelve a resurgir y abre el tema a la especulación. Mucho más cuando en el seno de la administración federal existe ambigüedad en las medidas de contención.

El día de ayer, por medio de boletín oficial de la secretaría de educación pública, su titular Lic. Esteban Moctezuma Barragán en Quincuagésima Primera Reunión Plenaria Ordinaria del Consejo Nacional de Autoridades Educativas (CONAEDU) afirmó que para el mes de enero en los estados con semáforo epidemiológico amarillo el regreso sería VOLUNTARIO.

¿Pero qué entender por voluntario? ¿A quién se dirigía el secretario?

Una cosa es la decisión soberana que cada entidad puede adoptar en la competencia legal sobre el regreso a clases a nivel estatal, lo que no se vincula con el tema de la VOLUNTARIEDAD. Otra muy diferente es dejar que los actores educativos, donde están directivos, maestros, alumnos y padres de familia apliquen alguno de ellos la VOLUNTAD PERSONAL para decidir si regresan o no.

Es muy claro que la sistematización de la educación no existe una posibilidad de flexibilización programática que permita que cada uno asuma un propio proceso educativo personalizado o individual. La forma como hemos concebido a la educación en México se fundamenta en principios de organización y planeación nacional vertical que permea propósitos educativos, contenidos y desarrollo de habilidades que se consideran deseables para la formación del mexicano.

Si algo estamos observando los maestros que están activos en esta modalidad, que aún con las opciones nacionales para mantener activa la educación, la desigualdad en cuestión de la adquisición del conocimientos, habilidades y valores sigue no solo estando presente, sino que se ha distanciado más. No es lo mismo, el proceso áulico que aún con todas las deficiencias un maestro puede establecer una estrategia de aprendizaje para lograr los fines y objetivos del aprendizaje, que hoy los niños estén confinados ya sea por televisión o cualquier otro sistema de educación alternativo con el apoyo de padres de familia, que como tales no cuenta con la preparación pedagógica para afrontar los problemas que pasan en un salón de clases y son los maestros los mejores para resolverlos.

La declaración de Esteban Moctezuma tan solo es el reflejo de la realidad que aún con esta nueva administración no se siguen haciendo las cosas con prevención y control, sino que todo se deja a la VOLUNTAD que más suena a improvisación.