Inicio Noticias Medicina ¿Qué es la diabetes gestacional y por qué se origina?

¿Qué es la diabetes gestacional y por qué se origina?

288

No existe una sintomatología específica para su detección

 

NOTIPRESS.- Expertos de la salud clasifican a la diabetes gestacional como un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo, inclusive si no padecieron anteriormente dicha enfermedad. Esta condición comúnmente se hace presente entre las semanas 24 y 28 de gestación, es decir, durante el segundo trimestre. Según información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, el porcentaje de prevalencia de la condición en 2014 fue de 9,2%.

Incluso, estudios señalan, la mayoría de las embarazadas con esta problemática de salud recuperan sus niveles de azúcar anteriores una vez que nace el bebé. «Es común que desaparezca una vez acabado el embarazo, pero no en todas las mujeres, por tanto, migran a otro tipo de tratamientos», dijo en entrevista con NotiPress la doctora Abril Arellano, vocera de la Federación Mexicana de Diabetes (FMD) y especialista en endocrinología pediátrica. Sin embargo, un reducido porcentaje de ellas corren el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. Respecto al origen de esta enfermedad gestacional, médicos aún no encuentran la raíz, pero existen varias teorías que sostienen, puede estar relacionado con el bloqueo de las hormonas de la placenta, generando resistencia a la insulina.

Asimismo, la diabetes gestacional se puede controlar con una alimentación saludable y ejercicio regular indica el portal de los CDC, además del chequeo constante de los niveles de azúcar en la sangre. No obstante, en algunos casos específicos las madres que padecen esta afección necesitarán insulina y otros cuidados indicados por el médico.

Los síntomas más comunes para poder detectar esta condición son el aumento de la sed y ganas de orinar, pero tampoco existe una sintomatología marcada o específica para su detección temprana. Es por ello que la mayoría de los obstetras indican a mujeres embarazadas realizarse distintas pruebas para descartar padezcan esta afección. Pero investigaciones han señalado, futuras madres con antecedentes familiares de diabetes o intolerantes a los carbohidratos son más propensas.

Para hacer el diagnóstico, una prueba consiste en que las mujeres embarazadas deberán beber una solución de glucosa, para después tomar muestras sanguíneas y analizar cualquier tipo de alteración en los niveles, a esta se le llama estudio inicial de tolerancia a la glucosa. En la segunda se repetirán los mismos pasos, solo que con la variante del monitoreo cada tres horas y más concentración de azúcar en la solución administrada a las madres.

Entre los riesgos que puede correr el bebé de verse afectado por esta condición, se encuentra la posibilidad de que su páncreas produzca más insulina para eliminar la glucosa obtenida de la madre a través de la placenta. Esto significa, recibe más energía de la necesaria para crecer y desarrollarse adecuadamente, por lo tanto, el exceso de glucosa se transforma en grasa y se almacena. A la larga, además de causar sobrepeso en el bebé, existe la probabilidad de obesidad durante la infancia y exposición a la diabetes tipo 2 en la adultez.