Inicio Noticias Ciencia y tecnología Qué hacen las redes sociales para combatir la desinformación sobre las vacunas

Qué hacen las redes sociales para combatir la desinformación sobre las vacunas

253

Según estimaciones, tan solo doce cuentas son responsables del 65% del contenido antivacunas en Facebook, Instagram y Twitter

 

NOTIPRESS.- Con el auge de las redes sociales también aumentó la cantidad de noticias falsas, con una mayor facilidad de distribución. Además, en el contexto de la pandemia, abundan la cantidad de publicaciones en estas redes sociales con desinformación sobre la Covid-19 y las vacunas. Algunas plataformas han implementado políticas específicas al respecto, como Twitter, que ha cuestionado más de 11.5 millones de cuentas por publicar desinformación sobre la Covid-19. Sin embargo, algunas voces aún se preguntan si las plataformas hacen lo suficiente para combatir esta problemática.

Entre éstas, destacan las de fiscales generales de doce estados estadounidenses, quienes acusaron el 24 de marzo a Facebook y Twitter de no hacer lo suficiente para detener la desinformación respecto a las vacunas de Covid-19. Diversos medios estadounidenses reportan que enviaron una carta a Mark Zuckerberg, de Facebook, y a Jack Dorsey, de Twitter. En ella, exigieron a ambos dirigentes de estas redes sociales retirar de sus plataformas las cuentas de prominentes personajes antivacunas.

Dicha carta cita cifras de la organización sin fines de lucro (OSAL) Centro para la lucha contra el odio digital (CCDH, por sus siglas en inglés). Según la CCDH, se estima la existencia de 59 millones de suscriptores a cuentas antivacunas en Facebook, Instagram, Twitter y YouTube. Además, señala la carta, doce cuentas son responsables del 65% del contenido antivacunas en Facebook, Instagram y Twitter. Según los fiscales, esto representa una amenaza directa para la salud y seguridad de los estadounidenses y podría hacer más lento el camino para salir de la pandemia.

A principios de febrero, Facebook dio a conocer que, a través de su Centro de información Covid-19, han conectado a más de 2 mil millones de personas con información sobre el coronavirus. También aseguran haber eliminado más de 12 millones de piezas de contenido con información errónea, tanto en Facebook como Instagram, la cual podría haber conducido a un daño físico inminente.

Twitter, según anunció el 1 de marzo, introdujo un sistema de strikes para educar al público sobre sus políticas y reducir la difusión de información potencialmente dañina y engañosa. Esto tendrá especial efecto en infracciones repetidas, moderadas y graves de las reglas de la plataforma, aseguraron. Un strike no tendría efecto a nivel de la cuenta del usuario, pero dos y tres ameritarían una suspensión de 12 horas. Cuatro strikes ameritarán una suspensión de siete días y cinco o más, la suspensión permanente de la cuenta, aseguraron.

El CCDH, mientras tanto, publicó a principios de marzo una investigación que encontró, el algoritmo de Instagram recomienda publicaciones antivacunas y desinformación sobre la Covid-19. Según el reporte del CCDH, el algoritmo de instagram lleva a los usuarios a un laberinto de contenido extremista. A los usuarios quienes siguen información errónea antivacunas los dirige a publicaciones antisemitas y teorías de conspiración electoral. Por otro lado, a quienes interactúan con contenido de QAnon o de extrema derecha reciben información errónea sobre Covid-19 y las vacunas.

La investigación del CCDH se realizó entre septiembre y noviembre de 2020, por lo que Facebook aseguró a medios estadounidenses, dicha investigación no refleja los cambios en las políticas contra la desinformación. Además, a los usuarios quienes siguen las cuentas de información oficial no se les sugirió contenido con información falsa, resaltó Facebook sobre los resultados de la investigación.

Dada la dependencia de algunas personas para informarse a través de las redes sociales, estas facilitan en muchas ocasiones la propagación de noticias falsas. Esta desinformación puede tener un importante efecto negativo en el contexto de la pandemia de Covid-19 y las campañas de vacunación. Ante esto, es importante que las redes sociales evalúen y refinen sus estrategias para combatir la desinformación en sus plataformas.