Inicio Análisis político Alejandro López Munguía ¿Ramírez Marín, candidato de Morena a Gobernador de Yucatán?

¿Ramírez Marín, candidato de Morena a Gobernador de Yucatán?

2892

¿Ramírez Marín, candidato de Morena a Gobernador de Yucatán?

El rumor de que el senador priísta, Jorge Carlos Ramírez Marín podría ser el candidato a Gobernador por Morena en las próximas elecciones del 2024, viene creciendo y está poniendo inquietos a más de uno.

En las últimas semanas se le ha visto al legislador tricolor muy “movido”, tanto que en la Cámara de Diputados se habla de su inclinación a votar a favor de algunos temas sensibles que favorecen a la 4T, como los relacionados a la energía, donde despacha su amiga la titular de la Secretaría, Rocío Nahle.

Se dice que el famoso “gordito Marín” encabezaría la coalición Morena – Pvem – PT, y que ingresaría a la contienda abanderando los colores del partido Verde. La versión solo es un rumor, pero como el senador no deja de “moverse” y “mostrarse”, forzosamente se habla del asunto.

Y es que, Ramírez Marín no podría entrar de lleno por Morena, simplemente porque el presidente Andrés Manuel López Obrador no lo ve con buenos ojos. Esa es la versión que se tiene en las altas esferas del gobierno y de la élite partidista. Por eso se habla de que su entrada sería a través del PVEM.

También se dice que Jorge Carlos ya hizo las paces con Verónica Camino, su fórmula en el senado de la república. Los dos compitieron por la coalición PRI – PVEM en la campaña del 2018, que ganaron con gran sorpresa. Al parecer la gente cercana a Jorge Carlos considera que esto abona a su posible candidatura a la “grande”.

En este momento todo es especulación, porque ningún dirigente de partido se ha pronunciado a favor de Jorge Carlos. Lo que se ve, son intentos del legislador por enrolarse con Morena. Lo que invariablemente lleva a los “morenos” a hablar del tema. Para unos es importante sumar, pero para la gran mayoría se trata de un personaje con altos negativos que además se sumaría a los “chapulines” que desean mantener su vida de privilegio, peero ahora que su partido el PRI está por desaparecer, lo quieren hacer por Morena. Todo para subsistir con cargo al erario.

Los argumentos de Jorge Carlos seguramente están basados en los números y en la cantidad de dinero que respaldaría su candidatura. Porque a esos niveles, y bajo el modelo probado, se necesitarían alrededor de mil millones de pesos para operar la elección (marketing electoral, campaña de aire, tierra, audio, operadores de territorio, operadores electorales, equipo jurídico especializado, redes sociales, movilización y compra de credenciales, acarreos, casas “amigas”, despensas, sobres amarillos, material de construcción, defensa del voto, etcétera).

Morena tendría en Jorge Carlos un candidato al más puro estilo del PRI. ¿Y quien puede culparlo, si esa es su formación, esa su escuela?.